Salud

“Asociaciones público-privadas se prestan al tráfico de influencias”

Entrevista con Juan Espino Villalobos A pesar de que el secretario de Salud, Ernesto Echeverría Aispuro, asegura que se necesita sustituir los hospitales generales de Culiacán y Mazatlán por ser obsoletos, lo cierto es que por lo menos en el primero de los casos el nosocomio cuenta con tecnología para realizar cirugías de alto nivel. En agosto, médicos del Hospital General Bernardo […]

Entrevista con Juan Espino Villalobos

A pesar de que el secretario de Salud, Ernesto Echeverría Aispuro, asegura que se necesita sustituir los hospitales generales de Culiacán y Mazatlán por ser obsoletos, lo cierto es que por lo menos en el primero de los casos el nosocomio cuenta con tecnología para realizar cirugías de alto nivel.

En agosto, médicos del Hospital General Bernardo J. Gastélum realizaron una cirugía denominada Hipotermia Profunda con Paro Circulatorio Total, que consiste en congelar a una persona y cuadro_1sacarle totalmente la sangre del cuerpo para realizar la extracción de un tumor.

Para el personal de la institución médica esta operación fue una tarea extraordinaria, pues se realizan únicamente 4 al año y solo en instituciones de primer nivel de México o Estados Unidos.

Por cuestiones de este tipo, para el doctor Juan Espino Villalobos, especialista en oncología, la construcción de nuevos hospitales no es necesaria, pues en Sinaloa se cuenta con tecnología de primer mundo.

En entrevista con ESPEJO, el especialista habló de las capacidades médicas del hospital de la capital del estado, destacando su capacidad tecnológica.

—¿Cuál es la capacidad del hospital general de Culiacán?

—No se puede hablar de obsolescencia. Ahí se realizan desde tareas sencillas en la demanda diaria hasta trasplantes orgánicos. Hablar de que la capacidad del hospital está rebasada es algo muy serio; estás diciendo que estás arriba de los índices internacionales para trabajar con calidad. Sinaloa tiene una red hospitalaria numerosa, pero esta no trabaja en números suficientes porque está abandonada.

—¿Entonces hay que cambiar la inversión hacia la red hospitalaria integral?

—En Sinaloa no hay un buen manejo de la red hospitalaria. El primer nivel de atención, de medicina familiar, es una red importantísima porque entre mejor red de atención primaria tengas, la
red de especialidades secundarias y las de tercer nivel van a estar más desocupadas. Estamos cayendo en medicina de élite, descuidando la atención médica básica y las acciones preventivas y concentrándonos en acciones grandes pero muy costosas.

—¿Podría amafiarse el Sector Salud con la construcción de los hospitales?

—Se presta al tráfico de influencias. Dentro de los hospitales se plantea que haya un nivel de privados, que es un sueño que muchos funcionarios del área médica tienen: tener su área privada en el sector público sin que les cueste. A los sinaloenses se les cerrarán las puertas del Sector Salud porque una empresa privada administrará el hospital.

—¿Cuál es la alternativa?

—En el caso de Mazatlán, es terminar el edificio que está sin concluir. Es más fácil y rápido que hacer uno nuevo. En Culiacán se puede desfogar el Hospital General construyendo uno de traumatología, que atienda todo lo que tiene que ver con lesiones y centralizar en el hospital general las enfermedades cardiovasculares, crónico degenerativas, así como las áreas de cirugía y trasplante.

PREGUNTAS SIN RESPUESTA

Ante la discusión sobre la pertinencia y costos de los nuevos hospitales, el doctor Espino Villalobos sugirió en una carta publicada el 11 de octubre en el periódico Noroeste, que antes de emitir los diputados su voto aprobatorio, intentaran responder los siguientes cuestionamientos:

  • A pesar de lo que se ha gastado en este periodo: ¿han mejorado o empeorado los indicadores de salud de los sinaloenses?
  • ¿Son los hospitales nuevos la solución real y de largo plazo a la problemática de salud de los sinaloenses?
  • ¿Qué pasará con el resto de la infraestructura hospitalaria estatal, que no es menor, ahora que todo el gasto de la Secretaría será destinado a financiar a los hospitales nuevos?
  • La epidemia mundial —y local— de Enfermedades Crónico Degenerativas que padecemos es una señal inequívoca de que nuestro sistema actual de salud con enfoque “hospitalario- curativo” es erróneo y muy costoso. ¿Se han planteado la posibilidad de que pueden ustedes empezar a cambiarlo, para beneficio de los sinaloenses?
  • ¿Es aceptable el costo de los hospitales nuevos para las finanzas del estado? ¿El esquema propuesto: es realmente el más conveniente y menos oneroso?
  • ¿Cuántas alternativas de financiamiento tuvieron a la vista para su correcto análisis y valoración? ¿O esta fue la única?
  • ¿Se analizó esta inversión de manera profesional y desinteresada desde un punto de vista costo-beneficio? ¿Se evaluaron alternativas con mejor perfil?
  • ¿La rentabilidad comparativa de beneficios entre usuarios, gobierno y contratistas a quién favorece? ¿Es razonablemente equitativa?

El galeno advierte que las decisiones tomadas con urgencia, para un proyecto de largo plazo, no garantizan buenos resultados y sí un costo y desenlace desafortunados como ya ha ocurrido en casos similares.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo