Economía

Aquella CAADES

  Al salir de la asamblea de consejeros que lo designó presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, Gonzalo Beltrán Collantes palpó el divisionismo y la decepción en sus representados. “En esta elección no hay ganadores”, dijo la tarde del 22 de marzo de 2013. Impulsado por el gobernador Mario López Valdez para romper la supremacía que […]

  Al salir de la asamblea de consejeros que lo designó presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, Gonzalo Beltrán Collantes palpó el divisionismo y la decepción en sus representados. “En esta elección no hay ganadores”, dijo la tarde del 22 de marzo de 2013.

Impulsado por el gobernador Mario López Valdez para romper la supremacía que los organismos agrícolas más grandes mantenían en Caades, Gonzalo Beltrán, con la cerrada votación de 5 a 4, representó también el triunfo inédito de la Asociación de Agricultores del Río San Lorenzo, bajo sospecha esta de ser infiltrada por intereses ilícitos que manejan dicha región del sur del municipio de Culiacán.

Para los agricultores que en ese momento planteaban el reposicionamiento de la Caades en la actividad agrícola estatal y nacional, la elección de Gonzalo Beltrán fue como darle una cubeta de somníferos a un elefante de por sí adormilado.

caades_collantesEl organismo agrícola, advertían, pasó de ser el principal bastión nacional en la defensa del campo, a una Caades sin representatividad y de baja presencia en el sector dentro y fuera de Sinaloa.

A casi 2 años de que Gonzalo Beltrán tomara el control de la confederación agrícola, los asociados escépticos ven cumplidos sus pronósticos. “La mayoría no nos sentimos representados, porque no votamos por él. Las asociaciones que le negaron su voto representan a la mayoría de los agricultores de Sinaloa, y por su parte no ha habido interés en acercarse. Hay poco contacto con él. Solo lo institucional. Se dedica a representar a las asociaciones que votaron por él, principalmente al tema de granos”, dicen.

Consultados por ESPEJO para palpar el estado de ánimo que prevalece en torno al liderazgo de Gonzalo Beltrán, agricultores afiliados al organismo perciben que ha perdido representatividad, que es su principal función y no hay capacidad de respuesta ni de gestión para la mayoría de los asociados.

“Y no puede afirmarse ante el Gobierno, lo que a veces se necesita, porque ellos lo llevaron a la presidencia de Caades en un deseo de control”, consideran.

GLORIA Y DECLIVE

Las grandes luchas de la agrupación agrícola en defensa de la pequeña propiedad en la década de los 70, luego en los 80 por librar las acusaciones de dumping que Estados Unidos hizo para cerrarle las fronteras a las hortalizas sinaloenses y más recientemente por mejores precios para las cosechas de granos, se recuerdan como episodios casi heroicos librados en la unidad del sector.

La organización que sentó las bases para la investigación agrícola en Sinaloa, que creó su propio servicio meteorológico, que impulsó la creación de escuelas para hijos de jornaleros y programas de vivienda para asentar en los valles a los peones migrantes, es si acaso una evocación en los viejos labriegos.

Igual pasa con la Caades que por su fuerza en la economía sinaloense tuvo representación en los congresos local y federal, tenía acceso directo al despacho del presidente de la República en turno y contaba con voz y voto para designar a los secretarios de agricultura. En tiempos de la hegemonía política total del PRI, las relaciones entre las dirigencias agrícolas y el poder eran relativamente sencillas: lineales. Facilitaba las relaciones y la obtención de puestos públicocifras_caadess.

¿Dónde quedó aquella Caades? Para los agricultores consultados, el declive empezó a partir de la apertura a la Organización Mundial de Comercio con Miguel de la Madrid, y luego con el Tratado de Libre Comercio con Carlos Salinas. “El campo sinaloense perdió su fuerza económica y política como proveedor nacional de una gran variedad de alimentos. La apertura comercial derivó al casi monocultivo de maíz y frijol y desaparecieron las agroindustrias arroceras, aceiteras y algodoneras”.

En lo político, las fisuras y cuestionamientos internos se dan a partir de que Manuel Clouthier del Rincón —agricultor, líder y empresario fuerte— es postulado candidato del PAN a la gubernatura de Sinaloa y posteriormente contiende por la Presidencia de la República. El alineamiento y el control priista se complicaron dentro de la
Caades.

“Fue un proceso gradual: la democracia real de los organismos agrícolas se contrapunteaba con la línea partidista vertical en el caso del PRI. La presencia de los organismos agrícolas con el poder político fue perdiendo fuerza”.

Enseguida vino la pérdida de legitimidad del liderazgo de la Caades. La disparidad en el mecanismo para elegir al presidente del organismo, donde el voto de una asociación de agricultores chica vale igual que el de una agrupación grande, restó de representatividad y fuerza a la organización y al actual dirigente.

Gonzalo Beltrán, en 2 años como presidente de Caades, se convirtió en gestor en vez de líder. En un contexto donde el agro, el gigante sinaloense, vive una situación de crisis y está a punto de ser desplazado por otras actividades económicas, como es el caso del turismo, ocupa el tiempo en resolver inercias como atender contingencias climáticas, rescates del sector y pelear precios y subsidios para cosechas.

En razón de ello, este año los viejos y nuevos liderazgos agrícolas proponen cambiar la Ley de Asociaciones Agrícolas para que la elección de presidente se dé en base a una solución equilibrada, justa, en la que el voto de cada asociación refleje el número de asociados y sus aportaciones económicas.

Quieren que la Confederación Agrícola recupere el vigor y la presencia social de antaño. Despertar al coloso dormido para que sea un actor clave en la reestructura de la agricultura que está por implementar el Gobierno Federal. “Recuperar la Caades de los grandes logros; dejar atrás la de bajo perfil, subordinada a intereses ajenos al campo”.CAADES_presidentes

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo