Seguridad

Por la sospecha, funcionarios con parientes incómodos deben dejar cargos: Anabel Hernández

Si un pariente de un funcionario público está vinculado con el narcotráfico, ese funcionario debería retirarse del cargo que ocupe, dijo Anabel Hernández García. La periodista y escritora, autora del libro Los señores del narco, explicó que, con el solo hecho de que exista una sospecha de colusión con las células del tráfico de drogas, […]

Si un pariente de un funcionario público está vinculado con el narcotráfico, ese funcionario debería retirarse del cargo que ocupe, dijo Anabel Hernández García.

La periodista y escritora, autora del libro Los señores del narco, explicó que, con el solo hecho de que exista una sospecha de colusión con las células del tráfico de drogas, cualquier funcionario debe ser separado de cualquier puesto que ocupe dentro del Gobierno.

Esto luego de que la Marina capturara al hermano del diputado Óscar Valdez, Roberto Valdez López, alias el Bony, quien fue encontrado en un domicilio de la colonia Las Quintas en posesión de drogas y armas chapeadas de oro.

Asimismo están los casos de Óscar Félix Ochoa, Sandra Yudith Lara Díaz y Rosa Elena Millán Bueno, diputados priistas con familiares que alguna vez se han visto envueltos en actividades delictivas.

“Es cierto que no le puedes negar sus derechos civiles a una persona solo porque algún pariente ha sido vinculado a actividades delictivas, pero también es cierto que estos hechos causan sospechas, y por las solas sospechas un funcionario debe ser separado de su cargo”, afirmó.

Durante su conferencia Peña: las cuentas del narco, en el marco de la celebración del 12 aniversario del semanario Ríodoce, Hernández García afirmó que, ni en Sinaloa ni en ninguna parte del país debería darse esta situación.

 

No hay guerra

En su ponencia, Anabel Hernández explicó que no ha habido en México tal cosa como la guerra contra el narco, pues si bien se ha atacado a los líderes de las organizaciones del trasiego de enervantes, el Gobierno federal no se ha hecho cargo de las estructuras criminales.

“Pueden capturar al Chapo Guzmán o al Mayo Zambada, pero mientras no se haga algo en contra de las estructuras delictivas no va a pasar nada. Cuando atrapan a un líder ya la estructura está lista para tomar medidas”, aseveró.

 

FOTO: Jesús Herrera/Revista ESPEJO.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo