Ciudadanía

Mujeres salen a marchar en Culiacán para exigir respeto

A Mayra la atacó un hombre en una fiesta luego de que se había golpeado una pierna. A pesar de que había más personas ahí, nadie tuvo el valor para ayudarla y tuvo que defenderse por sus propios medios. “Reaccioné con violencia pero tuve que defenderme porque nadie se paró a ayudarme. Es algo que […]

A Mayra la atacó un hombre en una fiesta luego de que se había golpeado una pierna. A pesar de que había más personas ahí, nadie tuvo el valor para ayudarla y tuvo que defenderse por sus propios medios.

“Reaccioné con violencia pero tuve que defenderme porque nadie se paró a ayudarme. Es algo que en algún momento todas vivimos”, explica.

A una amiga suya, su novio la mató debido a que no quería continuar con la relación, y se le ocurrió ir a “levantarla” a su casa por el solo hecho de que la decisión de su amiga no le pareció bien.

Día a día, explica Mayra Zárate, miembro fundador del Colectivo Feminista de Culiacán, las mujeres en Sinaloa y en todo México son violentadas por los hombres sin importar edad ni condición social.

Como ella, la tarde de este sábado alrededor de 120 personas salieron a protestar en La Marcha de las Putas, movimiento que tiene origen en Canadá bajo el nombre de Slutwalk y que busca el reconocimiento de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y que se realiza por primera vez en Culiacán.

“Las mujeres tenemos miedo de salir a la calle porque nos violan, nos matan y nos avientan en La Primavera como si no le importáramos a nadie. El hecho de que seamos mujeres y nos guste vestirnos de cierta manera no significa que estemos buscando que nos violen”, gritó Mayra durante la marcha.

IMG-20150307-WA0006

Si bien la marcha fue corta y la asistencia poca, el reclamo estaba justificado: En México 6.4 mujeres son asesinadas diariamente. Cuatro son violadas. Sinaloa es el estado que ocupa el quinto lugar en feminicidios a nivel nacional.

“No es justo que el gobierno no declare una alerta de género sólo porque afectaría al turismo. Si ese es el mejor argumento, entonces estamos muy mal.”

En medio de risas de los espectadores, bocinazos de los automovilistas, silbidos y otras burlas, las feministas marcharon de manera simbólica desde el parque Revolución hasta la plazuela Álvaro Obregón vestidas a manera de mujeres sexys pero exigiendo el respeto que merecen por el hecho de ser seres humanos.

“Nosotras elegimos cómo vestirnos, les guste o no. Sólo nosotras decidimos con quien tener relaciones sexuales, y el hecho de que nos guste no significa que queremos hacerlo con todos”, gritaban.

 

FOTO: Jesús Herrera/Revista ESPEJO

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo