Justicia

Pide diputada que Congreso intervenga en presunto tráfico de influencias entre poderes

Durante la última sesión de la Diputación Permanente, la diputada Imelda Castro Castro, pidió que el Congreso se pronuncie con relación a acusaciones públicas que se han hecho en contra de los poderes Ejecutivo y Judicial en el sentido de estar incurriendo ambos en tráfico de influencias a la hora de procurar e impartir justicia. […]

Durante la última sesión de la Diputación Permanente, la diputada Imelda Castro Castro, pidió que el Congreso se pronuncie con relación a acusaciones públicas que se han hecho en contra de los poderes Ejecutivo y Judicial en el sentido de estar incurriendo ambos en tráfico de influencias a la hora de procurar e impartir justicia.

La coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD dijo que “el Congreso no puede hacer mutis de un tema de legalidad tan importante que en estos días se ha estado litigando por los titulares de los poderes Judicial y Ejecutivo en los medios de comunicación, en un tema tan importante como lo es la procuración de justicia”.

Solicitó a la Diputación Permanente a que mandate a las comisiones de Derechos Humanos, Justicia y Seguridad Pública, para que se constituyan y fijen un posicionamiento que contribuya a encausar por la vía formal estas anomalías que dañan la credibilidad de las instituciones que tienen la obligación constitucional de conducirse en el marco del estado de derecho.

La legisladora del PRD recordó que apenas este jueves (26 de marzo), organizaciones no gubernamentales acudieron a la opinión pública para señalar supuestos vínculos del procurador general de justicia en Sinaloa, Marco Antonio Higuera Gómez, con el magistrado Martín Guerrero Aguilar y que pueden representar un revés para la liberación de una persona detenida porque un tribunal local encontró que fue responsabilizado en base a torturas.

“El propio titular del Ejecutivo estatal debería mostrar preocupación en este caso, cuando los integrantes de la corporación policiaca involucrada, son encabezados por quien señaladamente ocupa el cargo en violación a las normas, particularmente en materia de control y confianza”, dijo en clara alusión a la permanencia ilegal en la dirección de la Policía Ministerial del comandante Jesús Antonio Aguilar Íñiguez.

“Pero si ya todo ello debería alertar a la sociedad, en materia de procuración y administración de justicia parece que no se ha visto lo peor, cuando en los últimos días presenciamos una escena de acusaciones mediáticas directas del mismísimo titular de la Procuraduría General de Justicia, contra un magistrado del Supremo Tribunal de Justicia de Sinaloa, por un supuesto tráfico de influencias que produjo la libertad de una persona detenida, justamente acusada del asesinato de la madre de un joven desaparecido, Sandra Luz Hernández”, destacó.

Imelda Castro dijo que si en materia de procuración y administración de justicia no se está en el peor de los mundos, lo que parece es que se camina a pasos agigantados hacia allá. Y entonces pidió reflexionar con una preocupante y dolorosa interrogante: “¿Entonces, en manos de quién estamos?”.

 

FOTO: Cortesía.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo