Seguridad

Semana Santa 2015 | El vía crucis de doña ‘Conchita’… Y la Policía, como Poncio Pilatos

No para todos es Semana Santa, y menos para la Policía Municipal de Culiacán. A las 21:00 horas de este miércoles, la señora Concepción Zúñiga, de 80 años de edad, llegó a la Delegación 19 del sector Infonavit Humaya para solicitar ayuda, pues se había extraviado. Agentes de la corporación intentaron auxiliarla, por lo que pasaron […]

No para todos es Semana Santa, y menos para la Policía Municipal de Culiacán. A las 21:00 horas de este miércoles, la señora Concepción Zúñiga, de 80 años de edad, llegó a la Delegación 19 del sector Infonavit Humaya para solicitar ayuda, pues se había extraviado.

Agentes de la corporación intentaron auxiliarla, por lo que pasaron el reporte al Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI), pero estos negaron prestarle ayuda a la mujer debido a que, “por órdenes de los jefes”, no querían a personas “de ese tipo” en las patrullas.

La indignación de los agentes no sirvió de nada, pues los operadores del CERI advirtieron que eran órdenes del director de la Policía Municipal, Carlos Héctor Ochoa Polanco, por lo que no había nada que pudieran hacer.

AncianaExtraviada

Doña Concepción y la ayuda fallida.

 

Y el único albergue al que podían llevar a la mujer, dijo uno de los agentes que buscó ayudarla, se encuentra cerrado por órdenes del presidente municipal, Sergio Torres Félix.

Misterio

Si bien la anciana dijo ser proveniente de San Ignacio, no explicó qué estaba haciendo en Culiacán a la hora que se dieron los hechos, explicó uno de los agentes.

Sin embargo, debido a que no podían dejarla en la calle, pero tampoco el CERI proporcionó ayuda para darle albergue, los policías la dejaron quedarse en la Delegación hasta saber qué pasaría con ella.

Ahí, una persona de nombre Ana Yazmín Chávez Uriarte, quien al ver a la señora Concepción Zúñiga abandonada a su suerte, decidió ayudarla por una noche y la llevó a su hogar.

Si bien es cierto que la señora Zúñiga finalmente fue asistida y tuvo dónde pasar la noche, el hecho reprobable es que fue abandonada por las autoridades, y peor aún, por una entidad pública que existe para atender “emergencias”, como era el caso, e incluso para darle “respuesta inmediata” de manera positiva a los ciudadanos que los requiere.

 

¿Y la ayuda?

Por la temporada vacacional, en días pasados arrancó el operativo para vigilar playas y balnearios en el cual participan más de 2 mil policías, y a pesar de que la señora Concepción se encontraba en un lugar accesible de la ciudad, no consiguió ayuda.

Para las tareas de vigilancia, Gobierno del Estado presumió el despliegue de patrullas, motocicletas, unidades de inteligencia móviles, helicópteros y agentes de las corporaciones policiales y Protección Civil.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo