Tema de la semana

Vida sobre ruedas | Legislación a favor de discapacitados, solo buenas intenciones

Si bien los diputados de la Sexagésima Primera Legislatura han hecho propuestas a favor de los discapacitados de Sinaloa, estas más bien se han quedado en las buenas intenciones, pues hasta el día de hoy no hay resultados. La lucha empezó en diciembre de 2013. Ignorados por el Gobierno y la sociedad, las personas con […]

Si bien los diputados de la Sexagésima Primera Legislatura han hecho propuestas a favor de los discapacitados de Sinaloa, estas más bien se han quedado en las buenas intenciones, pues hasta el día de hoy no hay resultados.

La lucha empezó en diciembre de 2013. Ignorados por el Gobierno y la sociedad, las personas con capacidades diferentes mantienen una lucha no para obtener derechos, sino para que estos sean válidos como en cualquier lugar del mundo.

Sylvia Myriam Sánchez López, diputada por el Partido Nueva Alianza y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, decidió abanderar la causa luego de que Gerardo Ponce Morales terminara su periodo como diputado, pero su lucha tiene más de un año y simplemente no se han visto resultados.

Sin embargo, a la fecha únicamente ha propuesto una sola iniciativa en todo su ejercicio legislativo, y es precisamente una reforma a la Ley de Integración Social de Personas con Discapacidad para que se contemplen las demandas que se han venido realizando.

A la par, la Dirección Estatal de Personas con Discapacidad, encabezado por Alfredo Sicairos Rivas, busca desde 2013 que se les otorgue una pensión de mil 800 pesos para sobrevivir, pues en su situación no tienen las mismas oportunidades laborales que el resto de la sociedad.

Yudit del Rincón ha pugnado desde el inicio de la actual legislatura para que las personas con discapacidad tengan espacios dignos por lo menos en las instalaciones de edificios oficiales, pero esto se ha visto reflejado únicamente en el Congreso del Estado, pues el Ayuntamiento de Culiacán tiene espacios para ellos pero solo los puede utilizar el personal.

Batalla que empieza

Durante este periodo legislativo se han visto más iniciativas en favor de los discapacitados que antes, pero desafortunadamente para este grupo vulnerable, los esfuerzos realizados no han visto frutos.

En más de una ocasión la Dirección Sinaloense de Personas con Discapacidad, encabezando a otros grupos, han acudido a buscar la ayuda de los diputados sin tener éxito.

Han realizado manifestaciones, plantones y otras actividades de protesta pero ninguna de estas ha tenido el eco para que el Congreso y el Poder Legislativo los escuche.

Si bien en el estado existe una Ley de Integración Social de Personas con Discapacidad, esta no se ha reformado desde el gobierno de Juan Millán Lizárraga, y en ella no se establece una obligatoriedad hacia este grupo.

Si bien la ley contiene lineamientos en su favor, faculta al Gobierno únicamente para que “promueva” y “difunda” acciones en beneficio de los discapacitados.

Razones sobran

El grupo vulnerable no es pequeño: en Sinaloa hay más de 52 mil personas que viven en esta situación. Incluso desde la sociedad, la iniciativa privada y diversas instituciones educativas han realizado más acciones que los mismos poderes Ejecutivo y Legislativo.

En una plaza comercial de la ciudad, en los estacionamientos para vehículos con placas especiales para discapacitados, se puede leer la leyenda “¿Quieres estar en mi espacio?”, para hacer conciencia entre los visitantes para que se respeten los cajones azules.

Incluso la Universidad Autónoma de Sinaloa se ha preocupado por la instalación de rampas especiales y zonas para que el tránsito no solo sea fácil sino accesible para realizar trámites.

Pareciera que el único esfuerzo real al día de hoy es precisamente el de las personas que sufren de alguna discapacidad, lo que dificulta la lucha que están llevando, pero también deja en evidencia la poca o nula importancia que el Gobierno le da al tema.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo