Opinión

Frente al espejo

Me desvisto en ti, te desvistes en mí. De repente tu piel y de pronto la mía en la tuya. Desnudos, procurando el silencio para no despertar al mundo; pero entonces los suspiros, los gemidos, los arañazos que corren por la espalda: nos delatan. Mis manos se vuelven tuyas. Te tocas y te descubres con mis dedos caminando despacio por los rincones […]

Me desvisto en ti, te desvistes en mí. De repente tu piel y de pronto la mía en la tuya. Desnudos, procurando el silencio para no despertar al mundo; pero entonces los suspiros, los gemidos, los arañazos que corren por la espalda: nos delatan.

Mis manos se vuelven tuyas. Te tocas y te descubres con mis dedos caminando despacio por los rincones de tu vientre que sin saberlo me esperaba. Mi voz se sofoca y la tuya se pierde en un grito que llega a mi cintura y me acerca a tus caderas. Comienza el vaivén. Se juntan las miradas, se separan. Ahora mi cuerpo y mis ojos se clavan en tu espalda.

Te desvaneces en mí, me pierdo en ti. Somos dos que en nuestro centro se vuelven uno. Somos uno que se pierde en esquinas olvidadas, en ángulos prohibidos. Somos dos que se exigen la piel, que anhelan el enredo de las piernas, de los labios ansiosos, de los dientes, de las uñas, de tus senos bañados en sudor entre mis brazos desesperados que buscan sentirte y hacer que me sientas en tus cuatro puntos cardinales.

Somos dos que se hacen uno en cada estocada, en cada suspiro vuelto alabanza. Mientras las olas de tu cuerpo húmedo revientan contra mi muelle en plena tempestad, me encuentras y te encuentro yendo y viniendo, descubriéndote entre un sigue y un me muero.

Rezo a tus pies y me elevo despacio al oscuro cielo de tu sexo para quemarte viva en el infierno de mi lengua. Somos dos y somos uno. Eres tú y yo, perdidos en el desierto de esta pasión callada por tantos años.

Entonces nos quedamos suspendidos frente al espejo, donde una vez más se encuentran nuestros cuerpos desnudos, tan iguales, tan perfectos, confundidos en esta noche que aunque promete tormenta, comienza a parecernos clara.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo