Opinión

El INE regala 286 millones de pesos a los partidos políticos

En sesión celebrada el 20 de julio pasado y con votación mayoritaria de seis de los consejeros del INE,Lorenzo Córdova, Ciro Murayama, Marco Antonio Baños, Adriana Favela, Enrique Andrade y Arturo Sánchez, se desechó la propuesta de la Comisión de Fiscalización para que los partidos regresaran un remanente de 286 millones de pesos de financiamiento […]

En sesión celebrada el 20 de julio pasado y con votación mayoritaria de seis de los consejeros del INE,Lorenzo Córdova, Ciro Murayama, Marco Antonio Baños, Adriana Favela, Enrique Andrade y Arturo Sánchez, se desechó la propuesta de la Comisión de Fiscalización para que los partidos regresaran un remanente de 286 millones de pesos de financiamiento público que no usaron en las campañas electorales del 2015, y les dio luz verde para que se apropiasen de ese dinero.

Un absurdo constitucional injustificable en un Estado de Derecho, y que muy pocos mexicanos conocimos.

Con esto, los partidos políticos se apropiaron de 286 millones de pesos de nuestros impuestos. La noticia tuvo poca difusión. Esa cantidad corresponde al financiamiento público que se otorgó a los partidos políticos para las campañas electorales de 2015, y que les sobró. Su conducta es inconstitucional, pero más grave aún es que el Instituto Nacional Electoral (INE) la haya avalado.

La resolución del INE es inconstitucional por lo siguiente:

  • El INE carece de facultades para modificar el destino de los recursos etiquetados para las campañas electorales de 2015, dado que esa facultad la tiene en exclusiva la Cámara de Diputados.
  • Con esta decisión, por la vía de hecho, el INE aumentó el presupuesto de los partidos políticos para actividades ordinarias y específicas, al autorizar que los sobrantes de los recursos etiquetados se apliquen a las esas otras actividades.
  • La Suprema Corte de Justicia ha resuelto que la Constitución no autoriza que los tres tipos de financiamiento se combinen -mucho menos que se sumen sus montos-, pues los “recursos tendientes a la obtención del voto durante los procesos electorales, constituyen recursos que deben aplicarse única y exclusivamente” a dichos procesos.
Vía: Luis Pérez de Acha/Animal Político

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo