Ciudadanía

Descontrol y desconfianza

A pesar de las promesas en la mejora de la seguridad pública con la depuración de agentes policiales que no acreditaron las pruebas de control y confianza, lo cierto es que nada ha cambiado en Sinaloa. En octubre del año pasado, Gobierno del Estado fue contundente en un principio cuando anunció la destitución de más 4 mil agentes de las corporaciones estatales: quien no […]

A pesar de las promesas en la mejora de la seguridad pública con la depuración de agentes policiales que no acreditaron las pruebas de control y confianza, lo cierto es que nada ha cambiado en Sinaloa.

En octubre del año pasado, Gobierno del Estado fue contundente en un principio cuando anunció la destitución de más 4 mil agentes de las corporaciones estatales: quien no logre aprobar el control y confianza, se va. Pero dieron marcha atrás: solo fueron separados de sus cargos 300 agentes, los cuales continúan luchando por recuperar el puesto.
En ese entonces la promesa fue que el combate a la delincuencia no se detendría y la verdad es otra: aumentó el número de homicidios dolosos y violaciones, mostrando una tendencia a la alza durante el transcurso del año, según cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Si bien hay una baja gradual año con año en la estadística delictiva, esto se debe a que se han reducido también los incidentes entre los grupos del crimen organizado y ataques a la Policía.

Según Ricardo Arnulfo Mendoza Sauceda, representante legal de los agentes que fueron removidos de su cargo hace un año, algunos se han ido incorporando a sus cargos, pero el proceso legal por su permanencia continúa. En resumidas cuentas, la situación, a pesar de las promesas, es la misma.examen_control-y-confianza

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo