Ciudadanía

¿Alguien cree en Santa? | La Navidad a través de la fantasía infantil

Con la proximidad de las fechas decembrinas, los más pequeños empiezan a pensar en qué quieren para Navidad y, sin duda, uno de los protagonistas de esta fecha es Santa Claus. Pero, ¿qué piensan los niños del personaje gordinflón de barba blanca y vestimenta roja que da regalos solo a los bien portados? ¿Creer es bueno para ellos? ¿Recuerdas las navidades […]

Con la proximidad de las fechas decembrinas, los más pequeños empiezan a pensar en qué quieren para Navidad y, sin duda, uno de los protagonistas de esta fecha es Santa Claus. Pero, ¿qué piensan los niños del personaje gordinflón de barba blanca y vestimenta roja que da regalos solo a los bien portados? ¿Creer es bueno para ellos?

¿Recuerdas las navidades de tu infancia? Muy probablemente durante tus primeros años tú también creíste que Santa Claus llevaba, en una sola noche, los regalos navideños a los niños de todo el mundo montado en un trineo volador.

Es natural que los niños vivan su infancia recurriendo una y otra vez a la fantasía y así explicarse situaciones que aún no pueden entender.

Lo cierto es que la infancia es una etapa en la que los niños creen en muchos personajes ficticios, los cuales, por increíble que parezca, cumplen un importante papel en su desarrollo cognitivo.

Para el psicoanalista Ramón Rodríguez, es natural que los niños vivan su infancia recurriendo una y otra vez a la fantasía y así explicarse situaciones que aún no pueden entender. Por eso, personajes como el Hada o Ratón de los Dientes, Santa Claus o el Conejo de Pascua, forman parte de una mitología infantil que les enseña de forma simple a diferenciar entre el bien y el mal, fomentar su creatividad y curiosidad, e incluso cuestionarse lo que se les dice cuando, llegado el momento, crean divertidas teorías buscando respuesta a aquellos datos que no cuadran.

Así, para el psicoanalista, este es un proceso natural por el que todo pequeño debe pasar sin que sus padres se preocupen porque la verdad salga a la luz. Y es que, en su experiencia, esta es una etapa que los chiquillos viven acompañados por otros niños de su edad y, en la mayoría de los casos, tarde o temprano descubrirán la realidad por su cuenta.

Niños_Santa_6 Niños_Santa_7 Niños_Santa_8

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo