Artes

Recibe premio Agustina Ramírez y pide combatir la discriminación

La profesora jubilada de educación especial, María Antonia Camacho Rivera, recibió este domingo el premio Agustina Ramírez 2016 por su labor altruista, noble y desinterada a favor de personas con discapacidad auditiva. En un solemne acto celebrado en el monumento a la heroína mocoritense, el doctor Gómer Monárrez González le entregó el premio al mérito […]

La profesora jubilada de educación especial, María Antonia Camacho Rivera, recibió este domingo el premio Agustina Ramírez 2016 por su labor altruista, noble y desinterada a favor de personas con discapacidad auditiva.

En un solemne acto celebrado en el monumento a la heroína mocoritense, el doctor Gómer Monárrez González le entregó el premio al mérito social que consiste en medalla, diploma y 30 mil pesos.

Este reconocimiento a Camacho Rivera ocurrió en la conmemoración del 137 Aniversario de la muerte de Agustina Ramírez, evento en el que Elizabeth Ávila Carrancio, directora del Instituto Sinaloense de las Mujeres, dijo que con la entrega de este premio se reconocía a una mujer que con su servicio a la comunidad y su labor social marca pautas.

“María Antonia Camacho Rivera es una mujer destacada por realizar actividades altruistas, trabajo comunitario y participación social, quien “en su larga y entregada trayectoria como maestra de educación especial, nos ha demostrado que la vida de una persona con discapacidad auditiva puede ser igual a la de una persona sin discapacidad alguna; nos ha demostrado que en realidad la discapacidad radica en no ver las diferencias una oportunidad de enriquecimiento social y cultural”, destacó.

La profesora retirada por su parte aprovechó el espacio para hacer un llamado a la sociedad en general “a unir nuestras fuerzas para ganar la batalla al peor enemigo del sordo que es la discriminación, a rescatarlos del aislamiento y de la marginación, en el que los tiene sometidos el silencio, a luchar por mejores oportunidades de empleo, a demostrar que lo único que no les funciona es el oído; que son personas que sienten, piensan se enamoran, se equivocan como cualquier oyente y que pueden ser productivos y tienen aspiraciones como tú y como yo”.

PARA SABER:

La maestra María Antonia Camacho Rivera, ha dedicado su vida, fuera de su trabajo como maestra, a promover mejores condiciones de vida para las personas con discapacidad auditiva y fundó para ellos la Asociación de Sordos, A.C., desde donde toca puertas en instituciones públicas y privadas e iglesias, y promueve la enseñanza del lenguaje de señas, que hoy ya es enseñada en las escuelas de educación especial.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo