Ciudadanía

Enseñar filosofía a los niños los hace mejores en matématicas y lectura

En los últimos años, las escuelas de todos los niveles y continente se han enfrentado a la incesante presión deenmarcar su oferta educativa basada en los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. En contraste, muy pocas están haciendo caso a la filosofía. Y tal vez deberían hacerlo. Niños de nueve y 10 años de edad […]

En los últimos años, las escuelas de todos los niveles y continente se han enfrentado a la incesante presión deenmarcar su oferta educativa basada en los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. En contraste, muy pocas están haciendo caso a la filosofía.

Y tal vez deberían hacerlo.

Niños de nueve y 10 años de edad en Inglaterra que participaron en una clase de filosofía una vez por semana durante el transcurso de un año aumentaron significativamente sus habilidades matemáticas y alfabetización, y no solo eso, sino que además los estudiantes con notas más bajas mostraron los avances más significativos, de acuerdo con un amplio y bien diseñado estudio (pdf).

Más de 3.000 niños en 48 escuelas de toda Inglaterra participaron en las discusiones semanales sobre conceptos tales como la verdad, la justicia, la amistad y el conocimiento, con el tiempo asignado para la reflexión en silencio, realizar preguntas y argumentar sobre pensamientos e ideas de sus compañeros.

Los niños que tomaron el curso se incrementaron los puntajes en matemáticas y lectura por el equivalente a dos meses adicionales de enseñanza, a pesar de que el curso no fue diseñado para mejorar la alfabetización o aritmética.

Por su parte, los niños de entornos desfavorecidos vieron un salto aún más grande en el rendimiento: Sus habilidades matemáticas mejoraron el equivalente a tres meses, y la escritura dos meses de enseñanza. Los maestros también reportaron un impacto beneficioso en la confianza y la capacidad de escuchar a los demás.

El estudio fue realizado por la Fundación de Educación de Dotación (EEF), un grupo sin fines de lucro que quiere cerrar la brecha entre el ingreso familiar y el nivel educativo. El EEF puso a prueba la eficacia de la intervención de filosofía a través de un ensayo controlado aleatorio, similar a la forma en que muchos medicamentos son probados.

Veintidós escuelas actuaron como grupo de control, mientras que los estudiantes de los otros 26 tomaron la clase de filosofía (que se reunía una vez a la semana durante 40 minutos). Los investigadores trataron de controlar la calidad de la escuela: en cada uno de ellos, al menos una cuarta parte de los estudiantes recibieron almuerzo gratis y muchos tenían poblaciones importantes rindiendo por debajo del nivel de su grado.

Los efectos beneficiosos de haber estudiado filosofía se prolongaron durante dos años. “Se les dio nuevas formas de pensar y de expresarse”, dijo Kevan Collins, director ejecutivo de la EEF. “Empezaron a pensar con más lógica y conectar mejor sus ideas.”

Kevan Collins, director de la EEF, espera que estos resultados convezcan a los directores de escuelas de hacer espacio para la filosofía en sus presupuestos.

Vía: QUARTZ

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo