Ciudadanía

Iniciativa #3de3 sienta un precedente de participación ciudadana: CIDAC

Pase lo que pase, independientemente del resultado de las comisiones que la analizan en el Senado de la República, la Ley 3 de 3 ya es un hito en la vida democrática del país, según concluye un estudio del Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC). La iniciativa para crear la Ley General de […]

Pase lo que pase, independientemente del resultado de las comisiones que la analizan en el Senado de la República, la Ley 3 de 3 ya es un hito en la vida democrática del país, según concluye un estudio del Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC).

La iniciativa para crear la Ley General de Responsabilidades Administrativas, mejor conocida como Ley 3 de 3, se introdujo en el Senado como parte de la legislación secundaria del Sistema Nacional de Anticorrupción, y actualmente se encuentra en las comisiones unidas de Anticorrupción y Participación Ciudadana, de Justicia y Estudios Legislativos para su discusión.

El CIDAC concluye que esta iniciativa ciudadana, a diferencia de otras, es la primera con la suficiente notoriedad pública para tener una posibilidad real de ser aprobada por el Congreso.

“La Ley 3 de 3 representa una coordinación sin precedentes de diversas organizaciones de la sociedad civil (de hecho, en la iniciativa participan más de 50 organizaciones) bajo el paraguas de un tema en común: la corrupción. Más allá del ejercicio específico y acotado que significa la Ley 3 de 3, es indispensable preguntarse por el potencial que tiene la iniciativa ciudadana en el corto y mediano plazo como instrumento de incidencia real de los ciudadanos en el ámbito legislativo”, se lee en el resultado del estado.

La Ley 3 de 3 tiene el potencial de consolidar un esfuerzo de la sociedad civil organizada para incidir en un tema de gran envergadura como lo es la corrupción. Asimismo su desenlace podrá romper con el pesimismo generalizado ante los instrumentos de participación ciudadana de la última reforma política, en específico la figura de la iniciativa ciudadana.

 

RUTA DE UNA INICIATIVA CIUDADANA

  1. De acuerdo con la Constitución, el Reglamento Orgánico del Congreso Federal y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, los ciudadanos pueden introducir proyectos de iniciativas en las materias de competencia del Congreso, siempre y cuando cuenten con el respaldo de un número de firmas equivalente al 0.13% de la lista nominal de electores, lo equivalente a aproximadamente 120,000 firmas.
  2. Una vez adquiridas, el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene que validar cada una de ellas, y posteriormente el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara correspondiente, turnará la iniciativa a la(s) comisión(es) pertinentes para su análisis y dictamen.
  3. De ahí continuará con el proceso legislativo ordinario hasta su aprobación y publicación.

 

PARA SABER:

La Ley 3 de 3 ya logró utilizar a su favor los altos niveles de hartazgo ciudadano en torno a la corrupción de la clase política en nuestro país. Ahora, es esencial que la iniciativa se empareje con la agenda legislativa o política de alguno de los partidos dentro del Congreso. Es decir, si la iniciativa logra empatarse con las propuestas de los partidos o insertarse dentro de la discusión de un marco normativo más amplio, ya sea en comisiones o en el Pleno, esta tendrá mucha mayor posibilidad de ser aprobada.

 

UN DATO:

600 mil firmas fueron las que logró conseguir la Ley 3 de 3.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo