Ecología

Particular entrega un león africano y Profepa libera un lince capturado en Ahome

Este martes la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) dio a conocer el rescate de un ejemplar macho de león africano (Panthera leo) y la liberación de un lince o gato montés (Lynx rufus) que había sido capturado en la ciudad de Los Mochis. De acuerdo con el reporte, el león fue entregado voluntariamente […]

Este martes la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) dio a conocer el rescate de un ejemplar macho de león africano (Panthera leo) y la liberación de un lince o gato montés (Lynx rufus) que había sido capturado en la ciudad de Los Mochis.

De acuerdo con el reporte, el león fue entregado voluntariamente por un ciudadano en las instalaciones de la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) Fiesta Safari de Culiacán. Mientras que personal de Protección Civil Municipal de Ahome puso a disposición de la Profepa un ejemplar hembra adulta de lince que fue capturada al interior de un domicilio en la ciudad de Los Mochis, tras un reporte ciudadano.

El león africano presentaba características de desnutrición con algunos raspones y escoriaciones en su cuerpo, por lo que fue puesto a disposición de la Profepa para el procedimiento administrativo que corresponda. Inspectores de la procuraduría determinaron dejarlo bajo el resguardo de la UMA para su atención médica.

El lince fue valorado por veterinarios e inspectores de la Profepa, quienes determinaron que se encontraba en buenas condiciones de salud, por lo que se procedió a su liberación en la zona serrana de Barobampo, municipio de Ahome, en estricto seguimiento a los lineamientos de liberación de ejemplares de vida silvestre.

 

PARA SABER:

El león africano (Panthera leo) está enlistado en el apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). El Lince es una especie de amplia distribución que va desde el sur de Canadá hasta el centro de México y solo tiene crías una vez por año, de entre uno a cuatro cachorros, además de encontrarse enlistada en el Apéndice II de la CITES. La protección de estos ejemplares está consagrada dentro de la Ley General de Vida Silvestre, misma que señala en su artículo 5º que el objetivo de la política nacional en materia de vida silvestre y su hábitat, es su conservación mediante la protección y la exigencia de niveles óptimos de aprovechamiento sustentable, de modo que simultáneamente se logre mantener y promover la restauración de su diversidad e integridad.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo