Mundo

¿Por qué la gente asocia a los eclipses con el fin del mundo?

Si eres de los que piensa que los eclipses solares traen consigo los días sombríos, debes saber que no estás solo. Hay una larga lista de gente a lo largo de la historia que cree que este tipo de fenómenos meteorológicos anuncian la llegada del apocalipsis. Se predice que el día de mañana, más de […]

Si eres de los que piensa que los eclipses solares traen consigo los días sombríos, debes saber que no estás solo. Hay una larga lista de gente a lo largo de la historia que cree que este tipo de fenómenos meteorológicos anuncian la llegada del apocalipsis.

Se predice que el día de mañana, más de siete millones de personas a lo largo y ancho del globo terráqueo (principalmente en Estados Unidos) se congregarán para presenciar un evento único en la vida: el eclipse total de sol, una alineación que sucede cada año en diferentes partes del mundo, sin embargo, solo cada 100 años vuelve a suceder en el mismo lugar.

En México seremos afortunados de poder presenciarlo, sin embargo, este no podrá ser visto en su totalidad. Es más, debido a las condiciones meteorológicas y la duración del fenómeno, muy probablemente ni siquiera nos demos cuenta que pasó.

Para muchas personas supersticiosas, este evento podría marcar la llegada del fin del mundo como lo conocemos.

Por ejemplo, varios grupos evangelistas en EE. UU. ya han prejuzgado a este evento como una señal de la llegada del tan mencionado apocalipsis, el último libro de la Biblia y que marca el fin de los tiempos.

 

Antiguos miedos, antiguas batallas y antiguas pasiones

En el siglo XVII a. C., el paso de la luna frente al sol era visto como una señal de furia de los Dioses. De hecho existe una escritura de Arquíloco, un poeta griego, en la que describe un eclipse solar como algo estrepitoso:
“Nada en el mundo puede sorprenderme  ahora. Hoy Zeus, padre de los olímpicos, ha transformado el medio día en una noche oscura, mediante el bloqueo de los rayos del sol, ahora el terror se siembra sobre la raza humana. Cualquier cosa puede pasar”.

Sin embargo, los batammaribas de las ciudades africanas de Togo y Benin, han visto a este fenómeno como una lucha entre el sol y la luna. Usan este tiempo para reconciliarse entre ellos y animan a los cuerpos celestes a hacer lo mismo.

Ambos, los aborígenes al sur del Pacífico, y las tribus nativas de Norteamérica, veían a los eclipses solares como un tiempo de intimidad entre los cuerpos celestes, mismos que se escondían detrás de una cortina de penumbra para realizar actividades eróticas.

 

¿Por qué los eclipses dañan la vista?

Hay que saber que un eclipse total de sol, como tal, no produce ningún daño a la vista. Lo que produce daño es observar el sol de forma inapropiada. Un acto que siempre es peligroso para los ojos, aunque no haya eclipse.

El sol, por su naturaleza emite radiaciones ultravioletas (UV). Unas radiaciones electromagnéticas que son, lo suficientemente energéticas, como para quemar la retina y provocar un daño irreversible en el ojo. Si no fuera por nuestras pestañas todos seríamos ciegos. Esto último sucede sin que nos demos cuenta, ese es el verdadero peligro.

No sirve de nada usar unos lentes oscuros o alguna pantalla delgada para verlo prolongadamente, así que mejor no arriesgarse.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo