Cine

Reflexión cinéfila | ‘La 4ª compañía’: un escape al cliché del cine mexicano

 La dinámica dentro del cine mexicano se ha visto opacada por las propuestas que los estudios últimamente nos han presentado. En medio de esta crisis, llega ‘La 4ª compañía’, película dirigida por Mitzi Vanessa Arreola y Amir Galván Cervera, que viene a ofrecernos un largometraje de calidad que no podemos dejar pasar desapercibido. Basada en […]

 La dinámica dentro del cine mexicano se ha visto opacada por las propuestas que los estudios últimamente nos han presentado. En medio de esta crisis, llega ‘La 4ª compañía’, película dirigida por Mitzi Vanessa Arreola y Amir Galván Cervera, que viene a ofrecernos un largometraje de calidad que no podemos dejar pasar desapercibido.

Basada en hechos reales, la historia nos muestra el sistema penitenciario mexicano a finales de los setentas. En este contexto, conocemos la vida de Zambrano, quien una vez al ingresar al reclusorio de Santa Martha, hace todo lo posible por integrarse al equipo de futbol americano: Los Perros de Santa Martha. En este proceso, apreciamos la historia de diversas maneras: Una cuarta compañía que opera bajo los líderes del sistema para cometer atracos con el beneficio de aquellos que los guían.

Al inicio mencionábamos una deficiencia en el producto del cine nacional, pero La 4ª compañía viene a demostrar que no todo debe ser comedia, derivando en que de un material rescatable se pueden alcanzar buenos resultados. Hay varios motivos para ver la cinta y esto es para adentrarnos en nuestra historia, conocer qué eventos la han marcado y cómo es que esta tiende a desarrollarse.

La película no escatima llevarnos a distintos niveles para apreciar la trama de la mejor manera posible. La cinta nos sumerge en su cometido desde las primeras líneas del narrador. Una vez que conectamos con la historia, esta tiende a ser más interesante conforme va adquiriendo forma.

Actuaciones de primera. Cuenta con un reparto integrado por Adrián Ladrón, Andoni García, Manuel Ojeda, Hernán Mendoza, principalmente. Ellos aportan todo el potencial para lograr el mejor de los objetivos.

Una película que sabe cuidar cada detalle, desde lo técnico hasta en la estructura del guion. Bien musicalizada, con una fotografía noble que realmente nos transporta a los escenarios de aquella década.

Uno de los mejores logros de la película es mostrarnos el lado crudo del sistema penitenciario de México, a la par, apreciamos también las irregularidades que existen en el poder tal cual opera en estas instancias.

La 4ª compañía se convierte en una película obligatoria, digna de apreciar cine mexicano de calidad y que además devuelve la confianza en que todavía se pueden crear buenas propuestas para demostrar lo que constituye a nuestra historia.

Lector de Espejo, no te puedes perder esta excelente película.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo