Opinión

En grave crisis los maestros jubilados de Sinaloa

Cientos de maestros y trabajadores jubilados de la sección 53 del SNTE han empezado a pedir asesoría jurídica para resolver su crítica situación económica ya que los diversos descuentos que les aplica el ISSSTEESIN para abonos a proveedores y agiotistas superan el 90% de sus salarios, por lo que llegan a percibir ingresos totales quincenales […]

Cientos de maestros y trabajadores jubilados de la sección 53 del SNTE han empezado a pedir asesoría jurídica para resolver su crítica situación económica ya que los diversos descuentos que les aplica el ISSSTEESIN para abonos a proveedores y agiotistas superan el 90% de sus salarios, por lo que llegan a percibir ingresos totales quincenales que van de un peso a 300 pesos, según se muestra en sus talones de pago, a pesar de que la Ley Federal del Trabajo prohíbe terminantemente los descuentos al salario.

El artículo 110 de  la Ley  Federal del Trabajo establece explícitamente que “están prohibidos” los descuentos en los salarios de los trabajadores con la salvedad de anticipo de salarios, pagos con exceso o la adquisición de artículos producidos por la empresa. Pero acota que “La cantidad exigible en ningún caso podrá ser mayor del 30% del excedente del salario mínimo. Y aunque se mencionan otros seis tipos de descuentos (abono de vivienda, crédito para la construcción y/o remodelación, pensiones alimenticias, cuotas sindicales y abonos de créditos a proveedores) establece claramente que éstos “deberán haber sido aceptados libremente por el trabajador” y que “no podrán exceder del 20% del salario”.

El espíritu de la legislación pretende proteger el salario del trabajador a efecto de que aún con los descuentos, siempre perciba un ingreso que le permita satisfacer las necesidades básicas de su familia, sin embargo, en el caso de los descuentos a trabajadores jubilados pertenecientes a la sección 53 del SNTE esta legislación no se aplica. Al contrario, se alienta el sobreendeudamiento para generar intereses de préstamos y comisiones.



Recientemente se empezaron a manifestar inquietudes de trabajadores jubilados que prácticamente no reciben salario porque casi la totalidad de éste se les descuenta para el abono a préstamos y pago a proveedores de bienes y servicios que han contratado en diversos momentos sin que el ISSSTEESIN o el SNTE les pongan un límite.

El problema es que los proveedores de bienes y servicios y agiotistas establecen jugosos convenios que dejan al SNTE comisiones que van del 10 al 20% de sus ventas (lo que se repercute en los precios de los productos y servicios en relación con los precios comerciales) por lo que el ISSSTEESIN no establece límite a la capacidad de endeudamiento de los jubilados, generando un grave problema de sobreendeudamiento, crisis económica y empobrecimiento.

Este problema sucede en todo el estado y está haciendo tal crisis que la semana pasada se reunieron cerca de un centenar de jubilados para pedir asesoría jurídica que les ayude a solventar su situación económica, ya que, incluso, algunos manifestaron que desconocen el concepto de los descuentos que se les aplican.

La semana pasada se inició en el norte del estado un padrón de deudores que buscan apoyo para resolver el problema y plantear al ISSSTEESIN que aplique la ley para proteger el salario de los maestros y evitar así que este problema de sobreendeudamiento se siga reproduciendo.

Luego de presentarse la primera lista de solicitantes de apoyo –con el respaldo de talones de pago inferiores a 500 pesos quincenales–, trascendió que la facilidad para el otorgamiento de créditos financieros y de bienes y servicios sin límite, se debe en parte a que no sólo ingresan jugosas comisiones al SNTE 53, empobreciendo a los jubilados, sino que varios de los proveedores de bienes y servicios y empresas agiotistas (que prestan dinero con altos intereses) pertenecen a los propios allegados, dirigentes y ex dirigentes de la sección 53 del sindicato, por lo que el ISSSTEESIN no tiene reparo en aprobar y aplicar los descuentos.

Trascendió además que este sistema se ha venido usando desde hace mucho y se aplica además con fines de control político de los jubilados, ya que al prestarles dinero cuando tienen una urgencia económica, a pesar de que no tengan capacidad de endeudamiento, les hace aparecer como salvadores, pero luego aprovechan para cobrar, tanto el dinero como los favores con altos intereses que se vuelven prácticamente impagables, al grado, incluso, que se turnan los descuentos.

Incluso, los jubilados comentaron que esa misma práctica se aplica con los trabajadores estatales de la educación en activo con el aval de la sección sindical, que tiene gran influencia en el área de recursos humanos del gobierno del estado, para aplicar los descuentos sin tomar en cuenta la legislación laboral vigente, particularmente el artículo 110 fracciones IV y VII, que establecen el tope máximo de descuentos que no podrá ser mayor al 30% del salario del trabajador.

¿Cuántos proveedores y prestamistas están en el padrón del ISSSTEESIN y de cuanto es la comisión que pagan al sindicato? ¿Quiénes son los propietarios de las empresas de bienes y servicios y prestamistas? ¿Cuánto ingresa quincenalmente al SNTE 53 por concepto de comisiones de proveedores y prestamistas? ¿En qué y cómo se gasta ese ingreso? Si son allegados, dirigentes y exdirigentes sindicales los dueños de algunas de las empresas agiotistas ¿de dónde proviene el dinero que prestan? ¿Por qué el gobierno del estado permite que el ISSSTEESIN y el área de recursos humanos violen impunemente los topes de descuento aplicables (de acuerdo con la LFT) a los trabajadores jubilados y activos del magisterio?



¿Ofrecerá el gobierno del estado alguna alternativa para resolver la grave crisis de los jubilados de la sección 53? ¿Tendrá que intervenir el presidente López Obrador para frenar este mecanismo de empobrecimiento de los maestros estatales jubilados? ¿Tienen algo que decir los diputados locales frente a las evidencias de violación de la ley laboral y que están empobreciendo a los jubilados a costa de las ganancias de unos cuantos con el aval del institucional?

El problema sucedió también en la sección 27 del SNTE hasta que el endurecimiento de las reglas del FONE se dispuso una reestructuración del procedimiento que limitó los ingresos a las dirigencias locales de los maestros federalizados, sin embargo, en el magisterio estatal el sistema sigue funcionando. ¿Estará dispuesto el gobernador Quirino Ordaz Coppel a disponer la aplicación de la Ley Federal del Trabajo en lo relativo al tema de descuentos en el ISSSTEESIN y Recursos Humanos?

Las demandas de apoyo de los jubilados frente a este problema de empobrecimiento y crisis económica apenas comenzaron la semana pasada en el norte del estado pero se podrían generalizar en el centro y el sur en las próximas semanas, pues no sólo se requiere un mecanismo de renegociación de las deudas con intervención del gobierno, sino de establecer un sistema claro y transparente que proteja el salario y evite el sobreendeudamiento de los trabajadores jubilados y activos de la educación del gobierno del estado.




Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo