Legislativo

Aceptar inspectores laborales es un sometimiento a México: Diputada

Como un sometimiento inadmisible a los Estados Unidos, que atenta contra la soberanía nacional y la libertad sindical, calificó la diputada Elva Margarita Inzunza Valenzuela, presidenta de la comisión de Asuntos Obreros y de Trabajo y Previsión Social, del Congreso del Estado el considerar inspectores laborales en el tratado comercial, recientemente firmado entre México, Canadá […]

Como un sometimiento inadmisible a los Estados Unidos, que atenta contra la soberanía nacional y la libertad sindical, calificó la diputada Elva Margarita Inzunza Valenzuela, presidenta de la comisión de Asuntos Obreros y de Trabajo y Previsión Social, del Congreso del Estado el considerar inspectores laborales en el tratado comercial, recientemente firmado entre México, Canadá y nuestro vecino del norte.

La legisladora del PRI, informó que medidas estipuladas en el acuerdo, como son el envío de cinco inspectores laborales por parte de EU, que reportarán directamente al Departamento de Trabajo de ese país, y la existencia de una línea telefónica y un portal de internet para recibir quejas por parte de trabajadores mexicanos, representa una violación flagrante a la autonomía del país.

Margarita Inzunza señaló que “Consideramos que todo esto es absurdo e inaudito. Como mexicanos y como trabajadores, no podemos permitir que se viole la soberanía nacional, al permitir la injerencia de Estados Unidos en asuntos laborales que únicamente competen a las autoridades mexicanas”.

“Es evidente que el gobierno mexicano se apresuró al establecer acuerdos complementarios del T-MEC. De no ser así, entonces por decisión unilateral se cedió todo a las presiones que ejercieron los negociadores por parte de Estados Unidos”, manifestó.

Inzunza Valenzuela indicó que ramas tan importantes como la industria automotriz, la de autopartes, la aeroespacial, la industria panificadora, la industria eléctrica, los call centers, la minería y las industrias del acero y del aluminio, estarán a expensas de lo que opinen las autoridades laborales de Estados Unidos, y no de las de México, como debería ser.

“Es inaceptable que haya sucedido todo esto. Es inaceptable que la autoridad lo haya permitido. Es inaceptable también, que no se haya informado detalladamente a los legisladores, ni a quienes de una u otra forma estamos involucrados y tenemos un compromiso por el mejoramiento de la vida sindical y de los propios trabajadores mexicanos”, puntualizó la diputada priísta.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo