Negocios

Cobranza peligrosa | Denuncian a empresa que desobedece protocolos por COVID-19

“Vienen y tocan a nuestras puertas, aun estando al corriente en los pagos, mientras nosotros en los domicilios no tenemos contacto con personas ajenas a la familia”, señala una de las inconformes.

A pesar de que la Dirección de Protección Civil procedió a cerrar las sucursales de la empresa B Hermanos como medida para proteger a los trabajadores y a la población de posibles contagios por COVID-19, el personal de esta firma comercial es obligado a realizar labores de cobranza arriesgando su salud y la de los clientes.

De manera ilegal la compañía trasladó a un domicilio particular de Culiacán sus oficinas de recuperación de cartera después de que las autoridades procedieron a bajar las cortinas de sus filiales, violentando estas zapaterías las disposiciones de obediencia general para que la actividad comercial no interfiera en las acciones de contención de la pandemia de coronavirus.

De acuerdo a quejas de afectados, se trata de ocho trabajadores de la empresa que en promedio visitan 25 casas cada uno para labores de cobranza, los cuales laboran de lunes a sábado sin portar las medidas establecidas para protegerse ellos y cuidar a la población en la actual emergencia nacional sanitaria.

Al clausurarle Protección Civil sus centros de operaciones en Culiacán los directivos decidieron trasladar la oficina de cobranza a una privada del sector Santa Fe, en la cual concentran al personal del área y le asignan la carga de trabajo.

“Vienen y tocan a nuestras puertas, aun estando al corriente en los pagos, mientras nosotros en los domicilios no tenemos contacto con personas ajenas a la familia”, señala una de las inconformes.

Quejas similares se registraron la semana pasada en Guaymas, Sonora, donde dicho negocio sigue operando a puerta cerrada en tareas de cobranza de vales, limpieza, ordenamiento de mercancías, inventarios.

Totalmente cerrada

Al buscar su posicionamiento respecto a estas denuncias con las oficinas corporativas de B Hermanos, ubicadas en la ciudad de Torreón Coahuila, una empleada de la compañía que se negó a dar su nombre aseguró que la ‘Plaza Culiacán está completamente cerrada’.

Añadió que actualmente la compañía no está realizando cobranza domiciliaria, pero sí realiza labor de cobranza mediante su departamento de call center así como vía mensaje, solicitando a sus clientes el ir a pagar directamente al banco.

“No hay cobranza domiciliaria, se sigue haciendo pero es por llamada del departamento de call center o por mensaje solicitando que vayan a pagar directamente al banco. No estoy autorizada para proporcionarte ningún otro dato”, indicó.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo