Tema de hoy

Coronavirus o violencia, la disyuntiva en México

Lo más adecuado sería desplegar todas las capacidades y voluntades gubernamentales para no descuidar ninguna de las dos emergencias.

La autorización del Gobierno Federal para que los estados y municipios utilicen para contener y atender los casos de coronavirus aquellos recursos públicos que originalmente fueron etiquetados para reforzar el combate a la violencia plantea el dilema de cuál de los dos fenómenos que golpean fuertemente a México, y que significan la pérdida de vidas humanas, debe recibir prioridad o bien atenderse ambos sin demérito de uno al otro.

La afectación de los fondos denominados FASP y FORTASEG, que en conjunto representan alrededor de 12 mil millones de pesos, significa que en la actual emergencia nacional sanitaria queden sin efectos programas para control y confianza de las corporaciones de seguridad pública, prevención social de la violencia y depuración de malos elementos.

A nivel nacional la pandemia de Covid-19 ha causado la muerte de 406 personas hasta el martes 14 de abril y los homicidios dolosos ascienden a 7,313 con corte al mes de marzo de 2020. En Sinaloa se reportan 34 fallecimientos por coronavirus a la misma fechas y 195 asesinatos con armas de fuego en el primer trimestre del año. Tanto en el país como en el estado el mes de marzo registró un repunte en este delito con 2,585 y 74 víctimas, en ese orden.

Para México y Sinaloa las acciones para brindar condiciones adecuadas de seguridad pública son de primer orden y ello depende de contar con policías capaces, confiables, equipados y numéricamente fuertes, sobre todo en la circunstancia donde la Guardia Nacional, que se planteó como restablecedora de la paz nacional, es redireccionada con frecuencia a zonas del país que se consideran focos rojos y se descuida lo local.

Lo más adecuado sería desplegar todas las capacidades y voluntades gubernamentales para no descuidar ninguna de las dos emergencias. El coronavirus y la violencia preocupan a los mexicanos y colocarlos entre la espada y la pared de atender un fenómeno y descuidar a otro no parece ser lo más adecuado, mucho menos cuando la encrucijada proviene del Estado cuyas instituciones deben mostrarse ahora más sólidas que nunca.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo