Administración Municipal

Retira Ayuntamiento Tianguis del Libro de Plazuela Obregón

El objetivo es la sanitización total del lugar; aseguran que el retiro es temporal.

Este domingo, personal de Protección Civil Municipal procedió a retirar tres locales de venta de libros que conformaban el Tianguis del Libro de la Plazuela Obregón. El objetivo es sanitizar la totalidad de la Plazuela Álvaro Obregón.

Mediante un comunicado, el Ayuntamiento de Culiacán informó que, previo al retiro de locales, la Unidad de Inspección y Vigilancia notificó a los locatarios sobre este retiro que, especifican, será temporal.

Asimismo, indican que propietarios de dos de los tres locales retiraron por cuenta propia su mercancía, mientras que en el caso del tercer local, el dueño tendrá que recogerla en el almacén de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM).

Al respecto, los afectados señalaron en redes sociales que desde tempranas horas personal del Ayuntamiento llegó con una orden en la que se exigía desinstalar el tianguis en menos de 24 horas. Esto debido a que no se cuenta con permiso para continuar operando.

A pesar de que en el comunicado del Ayuntamiento se señala que el motivo del retiro es la sanitización de la Plazuela Obregón, el documento antes señalado no menciona que la situación tuviera que ver con las acciones contra la propagación de la nueva sepa de coronavirus.

El Tianguis del Libro tenía cuatro años en la Plazuela Obregón de la capital del estado y estaba compuesto por las librerías de viejo de Julio Guzmán, Gildardo Velázquez “El Archie” y Francisco Javier León. Estas, además, organizaban charlas y conferencias en la Catedral.

Cuando recién entró en funciones Jesús Estrada Ferreiro en el H. Ayuntamiento de Culiacán declaró que los libreros no tenían permiso para continuar y que no se buscaba que esta pareciera mercado.

“Nadie tiene permiso para estar en esos lugares, yo creo específicamente eso, a los vendedores de libros pudiéramos entregarles un permiso pero limitado a un espacio y a un diseño de un local para que vendan sus libros, no podemos usar toda la plazuela como mercado”, agregó en aquel momento.

En esos mismos días, trabajadores de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Culiacán notificaron a los vendedores de libros de la Plazuela Rosales que los removerían, los encargados del tianguis externaron su inconformidad con esta posible medida, sin embargo el luego el alcalde de Culiacán negó que tenga intención desalojarlos de la plazuela, ya que era de suma importancia la lectura y la cultura en Culiacán, aunque sí podría disminuir su espacio

Con información de La Pared.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo