Tema de hoy

Trae la Fase 3 el mayor desafío por coronavirus en Sinaloa

El Consejo General de Salud externó en la sesión de ayer que se realizó en la Ciudad de México que existe un relajamiento en las medidas de sana distancia y “quédate en casa”.

En situaciones donde bastante gente sigue en las calles y proliferan los llamados a desobedecer las indicaciones sanitarias y acudir a remedios milagrosos, México entró hoy a la fase 3 de la emergencia sanitaria por Covid-19, lo cual significa la posibilidad de que el comportamiento en el número de contagiados crezca en miles y también sea mayor el esfuerzo de la salud pública para salvar vidas.

Horas antes, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, había expresado preocupación debido a que “hay mucha gente todavía, hay que decirlo como tal, que creen que no les va a caer, que creen que el virus nunca les va a llegar, que se creen inmunes y éste no respeta a nadie”, a pesar de las acciones tomadas para orientar y sensibilizar a la población de que atienda las acciones ordenadas por las autoridades.

También el Consejo General de Salud externó en la sesión de ayer que se realizó en la Ciudad de México que existe un relajamiento en las medidas de sana distancia y “quédate en casa”, exponiéndose un gran número de ciudadanos a infectarse o infectar a los demás, circunstancia que implica mayor peligro al subir de nivel la emergencia nacional. “No piensen que estamos ya de salida de la epidemia, de ninguna manera, ni siquiera estamos en la fase de reducción de casos. Estamos exactamente en la etapa de máxima velocidad de ascenso”, se le reiteró a la población.

El ingreso a la fase 3 es la puerta de acceso a dificultades mayores para México y Sinaloa, con costos a pagar por todos los sectores por el recrudecimiento de consecuencias que se tienen de manera más sensible en la educación, sistema de salud, actividades económicas, empleos y movilidad humana. Es decir, estaremos en la cresta de la pandemia y frente a la única opción de colaborar todos en salir de ella lo más rápido posible.

Al aumentar por miles los casos de contagio que hasta hoy se registraban por centenas, ningún factor o actor social podrá inmovilizarse a ver pasar los efectos de la contingencia nacional sino deberá sumarse a construir las propuestas para aminorar en lo que se pueda los daños que de por sí son considerables. Solamente la unidad en torno a aquello que se tenga que hacer, lo que sea para salvar vidas humanas y mantener de pie a Sinaloa, permitirá el mejor desenlace al acabar este episodio de crisis.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo