Justicia

#JusticiaParaGiovanni | Piden a CNDH iniciar proceso contra acuerdo estatal de uso obligatorio de cubrebocas en Jalisco

Sociedad civil, ciudadanos, ciudadanas y organismos públicos de derechos humanos, exigen justicia por la detención arbitraria y la ejecución extrajudicial de Giovanni López, habitante del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos en Jalisco, en manos de elementos de la policía municipal de la misma ciudad.

Los hechos se cometieron el pasado 4 de mayo y son denunciados un mes después por su familia, luego de haber sido amenazados por el presidente municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos Eduardo Cervantes Aguilar y tras ser ignorados por el sistema estatal de procuración de justicia.

En rueda de prensa el Fiscal del Estado de Jalisco, Gerardo Octavio Solís, aseguró que la muerte de Giovanni está siendo investigada bajo “las circunstancias del hecho” y “la probable responsabilidad de servidores públicos del Ayuntamiento de Ixtlahuacán de los Membrillos”; sin embargo, negó que los “informes a la autoridad municipal” señalen que la detención de Giovanni fue por “no portar un cubrebocas”. 

El pasado 4 de mayo, Giovanni López, habitante de Ixtlahuacán de los Membrillos en Jalisco fue detenido arbitrariamente y con uso excesivo de la fuerza por policías municipales bajo el argumento de “no portar cubrebocas en la vía pública”; un día después su cuerpo sin vida, con señales de tortura y una herida de bala en la pierna fue encontrado en el Hospital Civil de Guadalajara por sus familiares.

A través de un video se observa a Giovanni siendo amedrentado y golpeado por los elementos de seguridad pública municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos, mientras su familia exige que no lo lastimen y lo dejen en libertad porque no ha cometido ningún delito; finalmente, las imágenes evidencian cómo los oficiales suben al joven a la patrulla oficial con violencia y se lo llevan. Según han señalado sus familiares, el presidente municipal, Eduardo Cervantes Aguilar, hizo caso omiso al hecho violatorio cuando tuvo conocimiento de éste, e incluso, les amenazó de muerte si llegaban a hacer público el video de la detención.

Las acciones de violencia policial suceden durante la implementación del acuerdo estatal DIELAG ACU 026/2020, presentado por el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro el día 19 de abril en el contexto de la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19. En éste se establecen una serie de medidas obligatorias para “prevenir la propagación y el contagio del coronavirus” que incluyen “el uso obligatorio de cubrebocas” y dan facultad a las fuerzas de seguridad pública municipal para hacerlas cumplir.

Tras su publicación, organizaciones de la sociedad civil en Jalisco, como el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD) denunció que el decreto carece de criterios y reglas de sanción y actuación respecto al proceder de las y los agentes, así como, de demás autoridades en el estado. Además, las defensoras fueron claras en advertir que, éstos podrían derivar en la comisión de violaciones graves a los derechos humanos, tales como: abuso de autoridad, detenciones arbitrarias, extorsión, el uso excesivo de la fuerza, actos de discriminación, tortura y/o desaparición forzada.

Respecto a la ejecución extrajudicial de Giovanni López, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) rechazó los eventos, e inicio la queja de oficio 4256/2020/III y emitió medidas cautelares.

Un mes después de los hechos, la noche de este miércoles 4 de junio en rueda de prensa virtual, el Fiscal del Estado de Jalisco, Gerardo Octavio Solís, aseguró que la muerte de Giovanni está siendo investigada bajo “las circunstancias del hecho” y “la probable responsabilidad de servidores públicos del Ayuntamiento de Ixtlahuacán de los Membrillos”.

No obstante, negó que la detención de Giovanni se haya llevado a cabo por “no portar un cubrebocas”, esto de acuerdo con los informes de la autoridad municipal, los cuales sólo hacen referencia “a una detención administrativa de una persona agresiva”:

“Se dijo en algún momento que la detención había sido porque el joven no portaba con un cubrebocas, tenemos un informe que obran actuaciones donde no se hace referencia a este hecho, únicamente referencia a una detención administrativa de una persona agresiva”.

Asimismo, declaró que existe “otra serie de circunstancias que sí nos llevan a delinear la probable responsabilidad de servidores públicos con razón del uso de la fuerza que fue utilizado al momento de la detención (de Giovanni López)”; y que si bien, los informes de la autoridad municipal precisan “ciertas circunstancias”, éstas “no coinciden con las versiones vertidas”, así como, con los resultados de la autopsia realizada al cuerpo del joven, “donde se advierten una serie de lesiones que por su naturaleza llevan a una gravedad extrema que puede propiciar la muerte”.

Precisó que ahora mismo “se está investigando a personal en activo del Ayuntamiento de Ixtlahuacán de los Membrillos, específicamente a policías municipales” sobre este hecho. En tanto, aseguró que no es la única carpeta en la que se está investigando a personal de seguridad pública de este municipio, por lo menos hay otras dos carpetas abiertas que involucran a policías municipales y al comisario de la corporación:

“Estamos investigando a este personal, tenemos otras dos en donde también otros dos ministerios públicos están haciendo actos de investigación tendentes a demostrar la responsabilidad o no de estos servidores públicos”.

Por su parte, a través de comentarios, los cibernautas que participaron en la transmisión en vivo de la rueda de prensa rechazaron la insistencia del Fiscal General en negar que el “motivo de la detención” haya sido “el no uso del cubrebocas”, así como, por utilizar el término “uso de la fuerza” al referirse al actuar extremo y violento de los elementos de seguridad pública:

“Como se desprende de dos informes que constan en actuaciones de la propia policía, no se desprende que el uso del tapabocas haya sido el acto de molestia por el cual se haya abordado a este joven. Los policías tendrán que explicar cuál es ese acto de molestia y cuáles fueron las razones que propiciaron el uso de la fuerza en su detención” fue una de las declaraciones que Solís realizó y que causó molestia y repudio.

Las y los cibernautas le cuestionaban al funcionario si este término corresponde con la brutalidad y la violencia perpetrada en contra de Giovanni.

Con información de ZonaDocs

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo