Seguridad

Abuso en la PEP | Así se negocia y regatea la Seguridad Pública en Sinaloa

Un total de 71 elementos de la Policía Estatal Preventiva reclaman 4 millones de pesos por quincenas trabajadas.

IMAGEN: Captura de video.

IMAGEN: Captura de video.

Del regateo al abuso han pasado los últimos cuatro meses 71 agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), en una frustrada negociación para que les paguen al menos ocho quincenas trabajadas y una posible reincorporación a las filas para reforzar la vigilancia.

La bitácora del abuso inicia el 16 de enero del 2020, cuando los 71 agentes fueron dados de alta como policías estatales, luego de haberse graduado en noviembre pasado del Instituto de Ciencias Penales del Gobierno de Sinaloa.

Su primer día de trabajo formal fue el 5 de febrero. En las instalaciones de la corporación se les proporcionó el uniforme y el equipo táctico correspondiente.

Los 71 elementos fueron dispersados por las calles y plazas comerciales de Culiacán.

Su reclamo de pago de alrededor de 58 mil pesos por cada agente (4 millones de pesos aproximadamente por los 71) lo amparan con documentos oficiales del alta.

Pasaron tres quincenas sin pago alguno. Después los enviaron a casa con la promesa de que el sueldo no se les quitaría o rebajaría.

FOTO: Cortesía.

SIGUEN GANANDO”

El 16 de abril, el director Administrativo de la Policía Estatal Preventiva, Carlos Alberto Acuña Ronquillo, les informó que debían regresar a sus casas. El argumento: falta de recursos para cubrir sus sueldos.

En un video grabado durante la reunión se ve y escucha al funcionario asegurar que mientras están fuera se les seguirá pagando.

No los estoy corriendo. No estás dejando nada seguro. No te agüites. Quiero que me entiendan bien: estás (en la PEP) y sigues ganando… Simplemente no te podemos tener aquí por cuestiones legales”, les dijo Acuña Ronquillo.

Posteriormente el funcionario estatal les cuenta a los agentes los sacrificios económicos que él hizo previo a su incorporación al gobierno de Quirino Ordaz Coppel.

“Nos regresó a nuestras casas el día 16 de abril sin pagarnos lo laborado; nos suspendió hasta nuevo aviso por falta de recursos en el estado, afirmando que se nos pagaría todo y que no nos preocupáramos, que el pago seguiría corriendo aunque estuviéramos en casa”, señalan los 71 agentes afectados en un documento.

A QUIÉN LE IMPORTA

Luego se entrevistaron con otro funcionario de Gobierno del Estado: Carlos Rocha, quien les informó que el gobernador Quirino Ordaz Coppel había autorizado dos quincenas de pago del adeudo, mientras se buscaba cómo reincorporarlos.

La 9 (novedad) resultó 8 (negativo). “8 de 9”, se dijo entre los afectados. Los dichos del funcionario resultaron falsos.

Solo quedó en palabras ya que no se nos otorgó dicho pago. El Gobernador Quirino Ordaz, al parecer, no le dio importancia a nuestra situación sin importar todos los sacrificios, gastos  que nos generó laborar sin pago alguno durante 3 meses ya que la mayoría somos foráneos y tenemos familia que dependen de nosotros, para sobrevivir… quitando prestado, endeudándonos para comer”.

En estos meses sin estar en las filas de la PEP algunos han conseguido trabajo de albañiles y en el campo. Necesitan mantener a sus familias, dicen.

NUEVOS REGATEOS

El 30 de abril apareció de nuevo el Director Administrativo de la PEP, Carlos Alberto Acuña Ronquillo. Les dijo que se había autorizado una beca del Gobierno Federal por 3 mil 600 pesos al mes por cinco horas de trabajo.

Ningún agente aceptó la propuesta.

La mayoría no son de Culiacán y no les alcanzaría para pagar renta, trasporte, alimentación y apoyar a sus familia.

Además, aquellos que intentaron darse de alta como policías municipales en los diferentes ayuntamientos fueron bloqueados. No se les permitía acceder al trabajo.

Apenas el 5 de junio  les preguntaron si querían continuar como agentes de la PEP. Les ofrecieron 35 plazas. El resto quedaría en espera.

La condición: quien acepte se les cambiaría la fecha de alta al día 16 de junio del año en curso. La estrategia de la Secretaría de Seguridad Pública estatal es no hacerse responsable de los 58 mil pesos adeudados a cada uno de los 71 elementos. 4 millones de pesos aproximadamente.

“Dejando en el olvido las quincenas trabajadas y el tiempo que nos tuvieron desempleados. Todas las limitaciones que hemos tenido, batallando para el sustento diario de nuestras familias y no es justo que no se nos pague lo laborado y nos pertenece por derecho”.

“No se nos hace justo porque es algo que nos pertenece, porque lo trabajamos. Sin sueldo alguno anduvimos arriesgando nuestra vida”.

Algunos aceptaron para no seguir desempleados y pagar las deudas.

Nos han traído con puras mentiras”, dijo uno de los policías afectados.

Puras mentiras. Puro Sinaloa.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo