Corrupción

El “Tío” Quirino no se quita el lastre de la corrupción

A 3 años de gobierno y a 16 meses de terminar su periodo, bajo la administración de Ordaz Coppel se cometen actos de corrupción ligeramente arriba del inicio del Gobierno de Malova.

A pesar de toda la campaña de imagen, discurso conciliador y la actitud “buena onda” en redes sociales, los sinaloenses perciben en el Gobierno de Quirino Ordaz Coppel un alto nivel de corrupción.

Dicho de otra manera, sólo el 1.4% de los ciudadanos mayores de edad no perciben que se cometan actos corruptos en su entorno.

Ordaz Coppel sucedió a uno de los gobiernos más corruptos de la historia de Sinaloa, el de Mario López Valdez, y en comparación con esos 6 años se aprecian disminuciones en las mediciones de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Pero no muy significativas.

La corrupción sigue siendo para los sinaloenses, como lo ha sido en los 5 años recientes, el segundo problema más importante de la entidad. En la edición 2019 de la encuesta publicada en mayo, se registra que para el 52% de los ciudadanos del estado ésta sigue como el segundo problema más importante, seguido, obviamente, de la inseguridad y delincuencia, para la que el 75% es el problema número 1, sobre todo después del Culiacanazo.

Las encuestas califican el año anterior de su publicación. La edición 2019 es la más reciente, fue publicada en mayo por el Inegi y reporta impresiones percibidas o experimentadas en 2018.

Incidencia: corrupción en trámites

A 3 años de gobierno y a 16 meses de terminar su periodo, bajo la administración de Ordaz Coppel se cometen actos de corrupción ligeramente arriba del inicio del Gobierno de Malova.

De acuerdo con el apartado de la encuesta, Experiencias de Corrupción, en 22,204 por cada 100 mil trámites se cometieron actos corruptos. En 2013, la tasa fue de 20,045.

Prevalencia: servidores públicos corruptos

La tasa de población que experimentó al menos un acto de corrupción al entrar en contacto de un servidor público fue de 12,442 personas por cada 100 mil sinaloenses. La tasa de 2017 fue de 13,963.

En otras palabras, con Ordaz Coppel la prevalencia de víctimas de servidores públicos corruptos apenas ha disminuido un 11% con relación a los niveles que le “heredó” Malova al final de su Gobierno.   

Corrupción frecuente

En el Gobierno de López Valdez, los sinaloenses percibieron como Muy Frecuentes los actos de corrupción. Al cierre de su administración, el 56.5% de los entrevistados coincidieron en este nivel. Con Ordaz Coppel baja 12 puntos porcentuales a 44.2% de los entrevistados. El nivel más bajo de las 4 encuestas recientes.

Sin embargo, en la categoría Frecuente sucede lo contrario. 40.6% de los sinaloenses encuestados percibe que los actos de corrupción son frecuentes en la entidad, un nivel que rebasa, en esta categoría, a los alcanzados por Malova en la segunda mitad de su gobierno.

Policías, partidos y gobierno estatal, los más corruptos

Los policías, los partidos políticos y el gobierno estatal, en ese orden, persisten como los sectores más corruptos para los sinaloenses.

Aunque los tres muestran disminuciones en la actual administración, estas no son significativas.

Fuente: Tabla de análisis elaborada por el Buró de Información Estratégica con datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2019, 2017, 2015 y 2013 del Inegi.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas