Corrupción

Quirino burla al Congreso | Niega información sobre los contratos del estadio de futbol en Mazatlán

Se abrió un análisis sobre acudir a otras vías jurídicas, como el amparo o una denuncia para llevar el caso a tribunales administrativos, pues el equipo propiedad de Grupo Salinas ya ha hecho suyo el estadio en Mazatlán sin una autorización expresa del Congreso local.

El Congreso del Estado fue burlado por la Administración de Quirino Ordaz Coppel, que rechazó dar los contratos sobre el estadio de futbol profesional en Mazatlán.

Los diputados por Morena Marco Antonio Zazueta Zazueta y Yeraldine Bonilla Valverde, presidentes de las comisiones de Fiscalización y Juventud y Deporte respectivamente, solicitaron la información por transparencia, pero esta se negó.

La respuesta fue que no se cuenta con documentos para el préstamo en comodato o concesión.

“Andan desesperados, no quieren decirle al empresario que la autorización debe pasar por el Congreso”, aseguró Zazueta Zazueta. Después reflexionó que también podría ser una treta, para que se demande a Gobierno del Estado y se tenga que pagar sumas importantes de dinero por posibles fraudes.

Además, mencionó que la necesidad de tener el contrato también revelará información importante, como conocer quiénes son los socios de Grupo Salinas, pues hay la posibilidad de la participación estatal.

“Desconozco quiénes son los socios del Mazatlán F.C.”, señaló en conferencia de prensa, en la que también mencionó que según los estatutos de la Federación Mexicana de Futbol hay la posibilidad de que Gobierno del Estado forme parte de los inversionistas sobre la franquicia.

Bonilla Valverde recordó que la construcción del estadio fue por más de 625 millones de pesos, pese a tenerse una serie de necesidades distintas, entre ellas el pago de adeudos pendientes, entre ellos deportistas de alto rendimiento.

“Se pudo utilizar el dinero en otras cosas importantes, como el pago a los atletas de alto rendimiento, pero no pasó y ahora no quiere enviar la información que se pidió”, aseguró la diputada local.

La respuesta a la solicitud de información se impugnó ante la Comisión Estatal de Acceso a la Información Pública, que tiene hasta tres meses para presentar un análisis y resultados.

Ambos diputados advirtieron sobre el análisis de acudir a otras vías jurídicas, como el amparo o una denuncia para llevar el caso a tribunales como grupo parlamentario de Morena, pues el equipo propiedad de Grupo Salinas ya ha hecho suyo el estadio en Mazatlán sin una autorización expresa del Congreso local.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo