Derechos Humanos

El dinero para pueblos indígenas ya se acabó

La Secretaría de Desarrollo Social de Gobierno del Estado se gastó los 11.5 millones de pesos que se etiquetaron para la atención médica, de educación y de desarrollo de las comunidades en despensas para personas vulnerables durante la contingencia sanitaria por Covid-19.

Los pueblos indígenas de Sinaloa ya se quedaron sin recursos públicos, y fueron usados para comprar despensas.

La Secretaría de Desarrollo Social de Gobierno del Estado se gastó los 11.5 millones de pesos que se etiquetaron para la atención médica, de educación y de desarrollo de las comunidades en despensas para personas vulnerables durante la contingencia sanitaria por Covid-19.

Datos de la Comisión para la Atención de las Comunidades Indígenas de Sinaloa otorgados por transparencia, muestran que se formó un comité de validación, con la intención de redirigir el gasto hacia la compra de insumos, los cuales debían ser entregados a las comunidades indígenas.

En el norte del Estado, donde se concentran la mayoría de las comunidades indígenas y centros ceremoniales, se manifestó inconformidad ante la falta de recursos para la compra de medicamentos.

José Rosario Peñuelas, titular de la Comisión, planteó que se llevarán 200 despensas a cada centro ceremonial, pese a que debió suceder sin una petición o manifestación intermedia, según el acuerdo del Programa Especial y Emergente Alimentario del Estado de Sinaloa, pues los 11.5 millones de pesos que se presupuestaron para atención de pueblos indígenas se usaron para comprar despensas.

Sin embargo, Mario Valenzuela Bacasegua, líder Yoreme, señaló que Gobierno del Estado no ha atendido de forma correcta a las comunidades y ha sido selectivo con gobernadores afines a proyectos políticos.

“Siguen repartiendo despensas, pero no a toda la gente le dan, solamente a la que ellos seleccionan, y que son de su interés que se beneficien, probablemente por cuestiones electorales que están próximas en el 2021”, expresó.

Valenzuela Bacasegua explicó que la Comisión para la Atención de las Comunidades Indígenas de Sinaloa solo se ocupa de las fiestas tradicionales, pero para otras necesidades no.

“El gobierno ha sido muy selectivo en cuanto a los apoyos que se le vienen dando a las comunidades indígenas en la cuestión de vivienda, en la cuestión de alimentación, en la cuestión de despensas”, aseguró.

“Ellos eligen, por ejemplo, a qué comunidad van y luego se dirigen con el gobernador que solo ellos reconocen y a ellos les dan los apoyos, entonces no están gobernando parejo para las comunidades indígenas”.

Una situación similar ocurrió con los indígenas Tarámari, en la zona serrana del municipio de Sinaloa.

En esa región hay niños y mujeres que han enfermado. Sus caras, brazos y el pecho tienen manchas color negro y granos. Sienten comezón y han llegado a tener calentura, pero desde diciembre de 2019 no se tiene registro de las caravanas de salud itinerantes en esa zona.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo