Cultura

Yoremes, una cultura originaria que se empeña en preservar sus costumbres

Muchas de las culturas originarias del estado son culturas muertas, como los Tororames y los Tahues, que dejaron de existir con el avance de la conquista española en el siglo XVI.

El conocimiento del pasado prehispánico en Sinaloa es limitado puesto que casi no han existido investigaciones arqueológicas al respecto, como sí ha sucedido en el centro y sur del país. Aunado a ello, varias de las culturas originarias del estado son culturas muertas, como los Tororames y los Tahues, cuyos antepasados prácticamente dejaron de existir con el avance de la conquista española en el siglo XVI.

Sin embargo, esta historia no se repitió con el grupo de los Mayos o Yoremes, en el norte del estado, que lograron sobrevivir y preservar sus costumbres y prácticas ceremoniosas hasta el presente.

Este fue el tema principal que abordó el arqueólogo del INAH, Víctor Joel Santos Ramírez, durante su plática titulada “Las culturas originarias prehispánicas de Sinaloa”.

Víctor Joel explicó que los registros de los Tororames indican que estos se ubicaron en el sur del estado entre los territorios que comprendía el río Cañas y el río Piaxtla. Dio a conocer también que en la zona de Piaxtla no se tenía noticia de ellos hasta hace menos de diez años, ya que son sitios explotados recientemente. Fue en general una cultura sedentaria que desarrolló un arte particular con detalles en su cerámica, lo que podría significar una búsqueda de lo estético o religioso.

Después en la zona central de Sinaloa se registra otra lengua distinta. Inclusive los mismos indígenas que acompañan a los españoles señalaron que era imposible hablar el lenguaje de ese grupo, los Tahues, que se ubicaban desde el río Piaxtla, rio Elota y los valles centrales de Culiacán y se extendía hasta la región de Mocorito.

Estos dos grupos se extinguieron debido al contacto con los españoles. Destruyeron sus pueblos, pero sobretodo sucumbieron por las diversas enfermedades que trajeron como la viruela y sarampión. Gran parte murió por epidemias. “La cultura de Culiacán se extinguió debido a las enfermedades al igual que la cultura Totorame”, reiteró el arqueólogo.

Así, durante los siglos 18 y 19 ya se habían extinguido, dejando solo a la cultura Yoreme al norte del estado.

Lee más: Sinaloa prehispánico | Los grupos indígenas que ocuparon el estado previo a la conquista española

“Es importante mencionar que Sinaloa es el último reducto donde se han conservado el juego de pelota como algo ceremonial. Es valioso tener en una cultura viva una representación tan antigua, se jugó en todo Mesoamérica y solo se conserva en Sinaloa, allá se extinguió.

Víctor Joel Santos Ramírez. Arqueólogo del INAH.

Por otro lado, Santos Ramírez señala que actualmente cada día hay más hablantes de Yoreme. No todo concluyó con la conquista española, el mundo indígena a pesar de las epidemias no terminó destruyendo a las culturas, estas se adaptaron, en el caso de los mayos, a través de los jesuitas. “Así, estos pueblos no se están extinguiendo, sino que hoy en día están desarrollándose con otras características, y lo que les ha permitido conservarse es su unidad cultural. Gracias a esa unión que celebran en conservar sus costumbres”, concluye Víctor Joel.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo