Familia

Anayansi lleva 4 años sin tener contacto con su hija

Por ser una madre lesbiana la Dra. Anayansi lleva 6 años luchando por estar con su hija, las juezas que han llevado su caso la han discriminado y obstaculizado en el proceso.

La desigualdad en la búsqueda de derechos es una contante para la población LGBT+ en Sinaloa, no solo en el espectro social se viven escenarios de discriminación, sino también en el ámbito jurídico se presentan estos casos que suelen resguardarse en el anonimato.

Apenas esta semana, la doctora Anayansi P., mujer madre lesbiana, acudió a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) a presentar una queja en contra de la Jueza Marisela Huerta Parra del 1er Juzgado Familiar de Guasave, por presunta lesbofobia, pues en reiteradas ocasiones, bajo excusas y omisiones le ha negado a la doctora la posibilidad de ver a su hija.

La Dra. Parra no pudo pasar el cumpleaños de su hija junto a ella, aun presentando pruebas de que el padre de la niña cuenta con una orden de aprensión, la jueza aún sigue alargando el proceso para que la madre pueda tener al menos una visita supervisada en el domicilio del padre de la menor.

El pasado jueves 19 de noviembre se realizaría el alegato final, la jueza manifestó que misteriosamente faltaba un documento y por ese motivo pasó hasta el siguiente año el seguimiento del proceso.

En una entrevista con Martha, esposa de Anayansi, esta confirma que el proceso jurídico para que la madre pueda ver a la menor ha sido obstaculizado a través de irregularidades y actitudes lesbofóbicas por parte de las autoridades. Interponiendo sus prejuicios ante los derechos de la menor y de los de su familia.

 ‘Ya llevamos 6 años en esto, interponiendo denuncias penales y civiles, la niña se reportó como robada y no, la niña estaba con su mamá, se han interpuesto denuncias penales en  contra de la familia del padre por allanamiento, por agresiones, por amenazas de muerte, por violencia hacia Anayansi, por violencia hacia la niña, de hecho el señor está bajo fianza’, relata Martha.

Lo que la pareja busca es que la madre pueda ver a la niña, pero las dos juezas que han llevado su caso han evadido su petición postergando fechas. Anayansi tiene ya 4 años sin tener contacto con su hija y durante este lapso ha vivido de cerca un sinfín de violencias en su contra.

A la madre se le ha valorado en diferentes instancias como Dif y Cepavif, llegando a la conclusión de que es apta para poder ver a la menor, pero la autorización de visitas no llega.

La primera jueza que atendió su caso, Yadira Quintero, aseguró que el padre no era violento y sin hacer valoraciones le negó el contacto a Anayansi de poder visitar a su hija en el lapso de 1 año en el que la custodia de la menor estuvo en manos del Dif, bajó la sentencia lesbofóbica de que la pareja ‘no tenía vergüenza’, precisa Martha.

‘En el caso de la segunda jueza, ha alargado el proceso de juicio siendo muy permisiva con el padre ¿Por qué 6 años, si un juicio normal de una pareja heterosexual lleva cuando mucho 2 años? ¿Por qué no se nos da una respuesta?’ cuestiona.

Sinaloa Incluyente A.C. ha acompañado a la pareja durante su proceso de denuncia ante la CEDH, impulsando el acceso a la justicia sin discriminación por motivos de orientación sexual y buscando sanciones en contra de quienes han violentado los derechos de la menor y de la madre.

La pareja asegura que solo quieren que se lleve al caso conforme a la ley, de momento no buscan la custodia de la menor, sino el que Anayansi pueda tener contacto con su hija, para posteriormente seguir con el proceso. Además, comentan que seguirán visibilizando su caso con el fin de llamar la atención e organismos locales e internacionales para que las autoridades apresuren su caso y animar a otras familias que atraviesan situaciones similares a alzar la voz.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas