Negocios

Cinco tendencias que cambiarán la forma en que trabajamos este 2021

Estas son las principales tendencias en gestión de recursos humanos y cómo perfilar a los equipos para alcanzar los objetivos.

El sentido de pertenencia a la empresa de sus trabajadores se ha modificado, empezando por la modalidad de home office. En ese sentido este 2021 las tendencias en recursos humanos deberían cambiar en recursos humanos para sobrellevar una nueva visión en los equipos.

La profesora de Cultura Organizacional: diseña tu ambiente laboral en Crehana, Juliana López, explica en su curso las principales inclinaciones en gestión de recursos humanos y cómo perfilar a los equipos para alcanzar los objetivos. 

El trabajo remoto

Es probable que la gran mayoría de los colaboradores de las empresas ya hayan regresado a sus oficinas. No obstante, las empresas tienen que entender cómo ha cambiado las motivaciones de sus equipos en relación al trabajo para reforzar la confianza hacia la organización. De acuerdo con Juliana, existen 4 factores clave que definen la experiencia del lugar de trabajo: la camaradería, las comodidades, el control y el desplazamiento.

Tomar en cuenta tales factores en el retorno a las oficinas podrá mejorar el ambiente laboral y crear sentido de pertenencia. Para ello, es importante continuar considerando el beneficio del trabajo en casa por lo menos unos días a la semana, para que el cambio en las rutinas no sea drástico.

Trabajo inclusivo

Las empresas deberán crear un trabajo sostenible construyendo oportunidades para sectores vulnerables. Integrarlas dentro del mercado laboral le dará a las compañías grandes beneficios como aumentar las tasa de retención y un mayor rendimiento. Sin embargo, para ser parte de esta solución es importante que se generen:

  • Oportunidades de empleo: trabajadores comprometidos a laborar en equipo con las personas.
  • Programas de formación y desarrollo de competencias: satisfacer las necesidades específicas de contratación de los empresarios.
  • Provisión de necesidades básicas: proveedores de servicios directos que coordinan factores clave de estabilidad como vivienda, asistencia nutricional, transporte y servicios de salud mental.

Generar alianzas con empresas estratégicas ayudará también a que puedan llevar a cabo un plan que facilite la incorporación de estas personas y, a su vez, mejorar el rendimiento del negocio.

Automatización

La automatización tiene un gran potencial para optimizar las actividades laborales al ayudar a las personas a deslindarse de trabajos repetitivos y tediosos. El desafío, no obstante, es emplearla para aumentar el trabajo en lugar de reemplazar la fuerza laboral. De esta manera se pueden generar mejores empleos. La automatización trata no solo de implementar tecnología, sino incorporar innovación y desarrollar las capacidades de los colaboradores.

Employee experience

Partiendo de los términos onboarding y offboarding, se deben de reinventar estas experiencias para cualquier miembro del equipo. Ahora más que nunca es necesario que se sientan parte de la empresa y los empleados estén felices con sus trabajos. Por ejemplo, cuando se incorporó el home office, las corporaciones que tenían estrategia sólida de Employee experience pudieron llevar a cabo una transacción exitosa y rápida.

Migrar a lo digital intempestivamente fue un gran reto sin duda, pero al diseñar cuidadosamente el journey del empleado, las compañías pudieron identificar en qué momento actuar y cómo hacerlo. El gran reto para este año será repensar cómo se distribuirá el horario laboral y qué acciones deberán tomar las empresas para asegurar que la experiencia del trabajador no se vea afectada.

Si el home office permanece también será comprensible que los trabajadores quieran ir a laborar algunos días a la oficia.

Superlearning

Es necesario volver a capacitar a millones de empleados. La automatización, el machine learning, cloud computing, entre otros procesos tecnológicos, seguirán cambiando la dinámica del trabajo. Se necesita una transformación del aprendizaje, una que se centre en la conexión entre el reskilling, upskilling y outskilling (renovación, mejora y destreza continúa) y el trabajo real.

Para los departamentos de recursos humanos el reto será prepararse para un futuro de súper aprendizaje, mismo que tendrá que centrarse en habilidades y capacidades a nivel individual, de equipo y de organización. Asimismo, este aprendizaje tendrá que ser alimentado por datos y aplicar esta formación de manera eficiente en el flujo de trabajo.

De igual manera, integrar tecnología será vital para mejorar la experiencia de aprendizaje. Los trabajadores tienen que tener la capacidad de acceder a conocimientos en cualquier lugar y en cualquier dispositivo. También debe de generarse un entorno de aprendizaje personalizado a través de plataformas y aplicaciones que brinden a quienes están aprendiendo la información que necesitan de acuerdo con sus necesidades.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo