Ecología

Gobierno aplaza prohibición de desechables en Sinaloa

El 15 de febrero entró en vigor la segunda etapa de la reforma a la Ley de Residuos que prohíbe la distribución y comercialización de desechables, pero se decidió dar un periodo de gracia de seis meses a las empresas que utilizan estos insumos.

Basurón de Culiacán. FOTO: Rolando Carvajal / ESPEJO.

Basurón de Culiacán. FOTO: Rolando Carvajal / ESPEJO.

La prohibición de artículos desechables no biodegradables, segunda etapa de la prohibición de plásticos establecida en la Ley de Residuos Sólidos, se aplazará seis meses para pasar del 15 de febrero al 15 de agosto, informó la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

Las medidas, argumentó la Sedesu mediante un comunicado, obedecen a que la pandemia ha limitado que la transición de las empresas productoras y consumidoras de estos plásticos contaminantes.

“La utilización de los desechables se ha incrementado por consecuencia del cambio de esquemas en el desarrollo de las actividades productivas que han demandado protocolos para prevenir, controlar y combatir la transmisión del Covid-19”, se explicó.

La titular de la Sedesu, Isabel Mendoza Camacho, informó que el aplazamiento de las sanciones que resulten de la inspección y vigilancia de establecimientos comerciales mayores a 500 metros cuadrados que corresponde a la Secretaría, finalizará el próximo 14 de agosto del 2021.

Detalló que la segunda fase de las modificaciones a la Ley de Residuos tiene por objetivo evitar la contaminación por el uso excesivo de platos, vasos, cucharas, tenedores, charolas, recipientes, anillos para agrupar bebidas, entre otros productos de plástico.

Destacó que sí hay avances en varios distribuidores que lograron migrar a productos biodegradables, sin embargo, todavía no garantizan abastecer al total de establecimientos en Sinaloa.

Mendoza Camacho subrayó que este periodo de gracia servirá también para que la Sedesu fortalezca y trabaje en la socialización y exhortos a los establecimientos para que los empresarios evalúen las alternativas para no caer en irregularidades.

“También se continuarán las visitas a los grandes comercializadores de estos productos para orientarlos sobre las nuevas disposiciones y que empiecen a agotar los inventarios de los desechables no biodegradables con que cuentan”, expuso.

Aclaró que la primera fase de las reformas a la Ley de Residuos que establece la prohibición de bolsas de plástico y popotes no biodegradables sigue vigente y que la Sedesu continúa con la vigilancia e inspección aplicando las sanciones administrativas a los comercios que incumplen la normatividad.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo