Sociedad

Matrimonio igualitario | “Nos pone nuevos retos”: Iglesia Católica

“El matrimonio para nosotros es la capacidad de generar vida y al no generar vida como tal es una unidad, un contrato y esa es la postura que tenemos y que siempre vamos a tener, esa es la postura de la Iglesia y cabe aclarar que no estamos contra institución en contra de nadie, ni tampoco estamos lanzando señalamientos para nadie”.

“Es una decisión tomada”, sentenció Esteban Robles Valenzuela, vocero de la Iglesia Católica para la Diócesis de Culiacán, sobre la aprobación del matrimonio igualitario.

El Vocero criticó la postura de la Cámara de Diputados, al asegurar que no se tomó en cuenta todas las voces de la sociedad, a partir de que hay grupos civiles y religiosos en contra de considerar la unión de personas del mismo sexo como matrimonio.

“Hoy en Sinaloa se plantean nuevas realidades que hay que afrontar, nuevos retos a todos, no es privativo de la Iglesia Católica, es a todas las familias sinaloenses que en su forma de pensar y sus posturas… es una nueva realidad que hay que afrontar, que el Congreso así lo decidió aunque no hayan sido escuchadas todas las voces, personas expertas… pero al ser aceptado presentará nuevas realidades”, señaló.

La aprobación del matrimonio igualitario correspondió a un mandato judicial, luego de que organizaciones civiles de la comunidad LGBT+ interpusiera un amparo por la votación del 18 de junio de 2019, cuando el Congreso votó en contra de que las parejas del mismo sexo pudieran contraer matrimonio.

Aquella fue con una votación dividida y el rechazo al dictamen que un día antes se había aprobado en las comisiones de Derechos Humanos, Equidad Género y Familia, y Puntos Constitucionales, incluyó a diputados de Morena, pese a que la postura partidaria iba a favor.

En total hubo 38 votos, 20 en contra y 18 a favor, pues dos diputados estuvieron ausentes con justificantes médicos.

El amparo se ganó, dando validez y cumplimiento al mandato de la Suprema Corte de Justicia en 2015. La Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política decidieron no impugnar y dar trámite, pero las organizaciones ‘Vía Familia’ y ‘Si es mi hijo yo lo educo’ solicitaron una revisión de la sentencia. Fue así que esta llegó a un tribunal colegiado con sede en Culiacán, donde se desechó las quejas de las organizaciones por no acreditarse como terceros interesados.

El Congreso se vio obligado a legislar en favor del matrimonio igualitario, para así cumplir con el mandato judicial. No hacerlo los haría caer en desacato y por lo tanto las consecuencias habrían sido de orden administrativo y penal.

La Iglesia Católica estuvo al tanto de cada una de las acciones legales y judiciales, pidiendo, además, mayor interacción con el Congreso para buscar un cambio de parecer en los términos.

Por ejemplo, se buscó que la figura legal no fuera matrimonio, sino unión de parejas del mismo sexo.

“Vemos ya el hecho de llamarse matrimonio… vemos una especie como si fuera una manera simple. Es un contrato, una unión de dos personas, de dos realidades que quieren llevar adelante sus derechos y responsabilidades, pero de eso a que sea aceptado como tal, como matrimonio, nosotros como institución no”, señaló.

El matrimonio para nosotros es la capacidad de generar vida y al no generar vida como tal es una unidad, un contrato y esa es la postura que tenemos y que siempre vamos a tener, esa es la postura de la Iglesia y cabe aclarar que no estamos contra institución en contra de nadie, ni tampoco estamos lanzando señalamientos para nadie”.

Robles Valenzuela insistió que a partir de la aprobación y posterior publicación en el Periódico Oficial del Estado se tienen nuevos retos de forma social, por lo que la Iglesia seguirá trabajando en los planes pastorales con puertas abiertas para todas las personas, incluyendo a quienes forman parte de la comunidad LGBT+.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo