Cultura

Narcocultura, un ‘producto cultural’ de Culiacán para el mundo

“Estamos dentro de una cultura dominante donde la narcocultura trabaja en paralelo y se integra como una especie de sincretismo”, sostiene.

dav

dav

“Expresiones Culturales del Narcotráfico” fue la conferencia de la académica de la Universidad Autónoma de Occidente, Anajilda Mondaca Cota, quien explicó como el contexto de la narcocultura en que está inmerso Culiacán ha generado una serie de objetos y productos simbólicos.

La investigadora parte de la hipótesis de cómo el narcotráfico ha influido en la región no solo en lo referente  a la criminalidad y la corrupción, sino procesos culturales que se instalan en la sociedad y se manifiestan de muchas maneras.

“Lo empezamos a ver como normal, el exceso de ciertos objetos de consumo, el objeto de deseo, el despilfarre. Aparece aquí la narcocultura, un conjunto de acciones y prácticas sociales vinculadas al narcotráfico”, sostiene.

La maestra Anajilda Mondaca parte de ciertos conceptos teóricos para tratar de explicar estas expresiones culturales, comienza explicando el término general de la “cultura”, es decir, el proceso de significados que van creando una cultura dominante y en el que todos estamos inmersos.

Dentro de esa cultura, explica, se desprende las formas simbólicas de la cultura como la religión, los hábitos alimenticios, los mitos, las creencias en torno a la vida y la muerte; en concreto, todas esas expresiones que vemos en nuestra vida cotidiana. “Son aspectos intangibles pero que están ahí”, detalla.

De cara a lo anterior enmarca las formas simbólicas concretas y las cuales pueden tocarse y ser visible tales como la arquitectura, la vestimenta, los alimentos. Es en esta cultura dominante donde la narcocultura trabaja en paralelo y se integra como una especie de sincretismo.

“En la narcocultura también hay formas simbólicas interiorizadas, especie de sincretismo, mezcla entre lo religiosos y lo pagano. Creen en Malverde pero también en San Judas Tadeo, la Virgen: una mezcla. Los imaginarios se van movilizando sobre todo entre los jóvenes. También tiene sus propios bienes culturales manifiestos: la arquitectura que es lo más visibles, Jardines del Humaya, magnificación de las tumbas”, ejemplifica.

Anajilda Mondaca Cota centra su investigación en Culiacán, pero advierte que la narcocultura se expande cada vez más fuera de la región producto del narcotráfico en el país.

“Lo importante es que lo podemos explicar desde la academia, de las ciencias sociales, desde muchas perspectivas”, opina.

PARA SABER: Según Néstor García Canclini, un producto cultural es creado por la industria cultural con contenidos simbólicos, y destinados finalmente a los mercados de consumo con una función de reproducción ideológica y social.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo