Derechos Humanos

“Somos personas, antes de ser migrantes”

La Sandía Digital y la Fundación WACC, en asociación con Cafemin, realizó una serie de podcast sobre la vida de las personas refugiadas en México. Lo que se escucha en estos relatos es la voz de los migrantes sin intermediarios.

Texto: Redacción Pie de Página
Ilustración: Blume Vermello

“Antes de que mi mamá se fuera para Estados Unidos, todo era bonito. Vivía bien con mis hermanos, tal vez no en lo económico, sino en el cariño, el respeto y todo. Lo que hacíamos cada vez que llovía, con mi tío más pequeño, agarramos botellas desechables, mi tío las partía, y les metíamos piedras y nos poníamos a jugar carritos chocones. Y nos divertíamos demasiado. Era muy bonito”.

“Pero desde que mis tíos tuvieron mujer, que otros se fueron a los Estados, mi mamá también, las cosas cambiaron demasiado. Ya no éramos lo suficiente para ser una familia de hogar, o una familia muy feliz. Ya las cosas cambiaron”.

Esta es la historia de Susana Escobar, una joven proveniente de Guatemala, de 17 años. Ella cuenta su historia en primera persona en el podcast  “Salidas de emergencia” producido por Sandía Digital y la Fundación WACC, con el apoyo de WITNESS, que narra las historias de exilio contadas por personas refugiadas y solicitantes de protección internacional en México.

La serie, que consta de seis capítulos, presenta la vida de personas refugiadas en el país, niños y adolescentes, personas trans, mujeres, mamás, padres de familia que se vieron obligados a dejar sus países por violencia, pobreza o como desplazados del cambio climático, y que tuvieron que hacer de este país su nuevo hogar.

Marie-Pia Rieublanc, directora de la serie e integrante de la Sandía Digital, explicó que para realizar los podcast se llevaron a cabo talleres de guión en distintos espacios con personas refugiadas para que fuera su palabra la que contara sus propias historias.

“Se juntaron a las personas durante talleres de guión, en ese sentido es un podcast colaborativo para que las personas se queden con competencias y una experiencia colectiva. Decidimos no enfocarnos en el dolor, en el estatuto de víctimas de las personas, estas personas hablan sobre todo de sus sueños, valentía, fuerza y alegría de tener un nuevo comienzo”, dijo Pia durante la presentación en la que también participó Eloisa Diez, productora y diseñadora sonora del podcast, Teresa Juárez, integrante de la Red de Periodistas de a Pie, Valeria Valeria Peña, coordina el área de integración local en Cafemin, y Daniela Rea, integrante de Pie de Página.

Susana es una de las más de 11 mil  menores de edad que han sido detenidos en el 2020 en las diversas estaciones migratorias que cuenta el Instituto Nacional de Migración en México, de los cuales casi 5 mil viajaban sin compañía de una persona adulta. Cada uno de estos casos contraviene el principio de no detención de la Convención de la ONU sobre los derechos del niño. 

Sus historias, narradas en la serie de los podcast, hablan más allá del dolor, la violencia y el sufrimiento que les obliga a salir de sus países, pues se trata de personas activas que aportan conocimiento y esperan servir a la sociedad mexicana, señaló Pia.

La intención de estos migrantes al querer contar su historia es acabar con los discursos de odio, con discursos que les revictimizan o les criminalizan, les presentan como “delincuentes” que vienen a “robar” el trabajo de mexicanos, que vienen a robar a los maridos o a las mujeres.

Cada uno de los migrantes y refugiados que cuenta su historia en “Salidas de Emergencia” tiene como intención que sean escuchados desde la compasión. Su intención es contar sus historias para que sean escuchadas por habitantes de México que les vean como a un igual, y no les cobren costos excesivos de renta o no les nieguen el trabajo en una empresa o les insulten en la calle. Y que sean escuchadas también por personas que no necesariamente tienen prejuicios, pero no saben bien que significa el refugio, huir de la persecución, huir de un contexto de violencia generalizada, huir de la pobreza, de la amenaza a perder la vida por el deseo de ejercer su libertad sexual y de identidad, recordó Valeria quien fue intermediaria entre los migrantes y las realizadoras del podcast.

 “Los migrantes merecen respeto y justicia para poder transitar libremente y de forma segura. También buscan acercarse a las personas, contar su historia porque su historia vale, porque ellos valen como personas”.

Pia contó que con este proyecto se buscó generar empatía con los migrantes y refugiados, con equilibrio entre el llamado a la empatía y el mostrar la difícil vida de ellos. Pero también mostrando lo fuerte que son y lo positivo que pueden aportar.

 “Al inicio queríamos llamar: sueños refugiados y fue un grupo de un episodio, 3 centroamericanos que nos decían no no yo no quiero que se llame “Sueños refugiados”, yo nunca soñé ser con refugiado, mi objetivo en la vida no es huir de un día a otro. Entonces encontramos este título que es más descriptivo, destacar más sus fuerzas y su increíble resiliencia y alegría que nunca para”, agregó Pia durante la presentación.

Puedes escuchar y compartir estas historias de “Salidas de Emergencia” aquí:


***
Este contenido fue publicado originalmente en Pie de Página:

https://piedepagina.mx/somos-personas-antes-de-ser-migrantes/

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo