Ecología

No es una amapa, es rosa amarilla: otro árbol floral ideal para Sinaloa

Aunque suele ser confundido con las amapas, la rosa amarilla es un árbol que también pinta de colores las temporadas cálidas en Sinaloa.

Es originaria de las regiones calidad de América, en México, se distribuye en climas cálidos, semicálidos y templados, por lo que puede crecer en gran parte del territorio nacional.

Comúnmente como Rosa amarilla o Poro-poro en Sudamérica, es un árbol caducifolio, de rápido crecimiento, principalmente en  de las zonas boscosas y otras regiones cercanas al mar.

Por sus bellas flores se lo utiliza como ornamento en los jardines, posee corteza gruesa y grisácea, mide entre cinco y diez metros de altura. Su tronco es recto y alcanza los setenta centímetros de diámetro. La savia que contiene es de color naranja y mancha de manera indeleble. Sus hojas simples, palmeadas, provistas de largos pecíolos rojizos, se ubican de manera alterna en las ramas.

Parques Alegres IAP especifica que florece de diciembre a mayo y que sus flores son más grandes en las zonas húmedas. Se desarrolla en suelos de tipo: arcilloso, moreno-seco y roca caliza.

Curiosidades

  • La rosa amarilla se utiliza con frecuencia contra la ictericia, también llamada tiricia, mal amarillo o ictericia infecciosa.
  • La flor se ocupa, en forma de pócima para bajar la calentura y aliviar la gripa.
  • Hervida sirve para dar baños contra la sarna y para lavar quemaduras, en cuyo caso también se emplean las hojas molidas que se aplican sobre ellas.
  • En Veracruz sólo se menciona su uso en piquete de culebra o mordedura de víbora esparciendo el polvo sobre la zona afectada.
  • Otros usos medicinales que se le dan son contra las diarreas, las enfermedades del hígado, y en general, para impedir hemorragias postparto y nasales, contra granos, y úlceras.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo