Seguridad

El ‘Jueves Negro’ no ha sido plenamente dimensionado, asegura la Comisión de Víctimas

A la fecha, no hay una sola persona detenida por ese hecho.

Culiacán, Sinaloa-
Enfrentamiento armado en la ciudad Culiacán, Sinaloa. Grupos armados del crímen organizado realizan acciones violentas creando una situación de pánico en calles céntricas de la capital sinaloense. Se registraron tiroteos con armas de grueso calibre en distintos puntos de la ciudad. En las imágenes una célula del crimen organizado levanta armamento y cuerpos de las calles, civiles atemorizados corren a protegerse del enfrentamiento. FOTO: Héctor Parra.

Culiacán, Sinaloa- Enfrentamiento armado en la ciudad Culiacán, Sinaloa. Grupos armados del crímen organizado realizan acciones violentas creando una situación de pánico en calles céntricas de la capital sinaloense. Se registraron tiroteos con armas de grueso calibre en distintos puntos de la ciudad. En las imágenes una célula del crimen organizado levanta armamento y cuerpos de las calles, civiles atemorizados corren a protegerse del enfrentamiento. FOTO: Héctor Parra.

Este fin de semana se cumplen dos años de aquel día cuando grupos criminales tomaron la ciudad de Culiacán como rehén. El llamado “Jueves Negro”. Este aniversario que marcó a la sociedad sinaloense, sin embargo, no ha sido plenamente dimensionado, de acuerdo con la Comisión Estatal de Atención Integral de Víctimas (CEAIV).

“A pesar de que el impacto de la agresión perpetrada ese día por la delincuencia organizada no ha sido plenamente dimensionado, la Comisión Estatal de Atención Integral a Víctimas (CEAIV) reconoce la decisión del Gobierno Federal expresada en la demanda contra la industria norteamericana de armas de fuego, interpuesta en la Corte de Distrito de Massachusetts con el número 1:22-cv-11269-FDS, cuyos puntos 222 a 224 se refieren al llamado jueves negro”, señaló la Comisión en un informe público.

LEE MÁS: Comic | Los 11 momentos del Jueves Negro

Con motivo de estos actos violentos, la CEAIV intervino para atender a las personas afectadas en cuarenta y cuatro casos: tres personas fallecidas, cinco personas lesionadas, cinco autos robados, veintinueve carros dañados y dos locales comerciales afectados”.

A la fecha, no hay una sola persona detenida por ese hecho, aunque todavía se habla de esa tarde en la que grupos armados paralizaron la ciudad para evitar la detención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, quien el 12 de febrero del 2019 año fue declarado culpable en Nueva York por delitos de narcotráfico.

El Gabinete Federal de Seguridad reconoció haber empleado un operativo fallido, con inconsistencias desde su origen sin que, a la fecha, se cuente con una persona responsable del desastre ocurrido en Culiacán, el llamado epicentro del “Cártel de Sinaloa”.

Ese día, el 17 de octubre, hubo 19 bloqueos, 14 enfrentamientos, centenas de balas disparadas, 13 personas asesinadas, entre ellos víctimas civiles, elementos de la Guardia Nacional y el Ejército.

LEE MÁS: Los dos jueves negros en Culiacán y el desafío a los códigos en el espacio urbano

Hubo también amenazas contra familiares de soldados en la zona habitacional 21 de Marzo y en contra de militares en las bases de Cosalá, Badiraguato y San Ignacio, según informó Luis Crescencio Sandoval, Secretario de la Defensa, el 30 de octubre.

Se sometió, pues, al Ejército y a una ciudad en menos de 30 minutos para evitar una detención, con una serie de actos violentos que para Tomás Guevara Martínez, doctor en Ciencias Sociales y catedrático por la Universidad Autónoma de Sinaloa, así como coordinador del Laboratorio de Estudios Psicosociales de la Violencia, no fue sino una demostración de un grupo de no verse, ni sentirse, superados.

De ese evento solo hay víctimas y la Comisión Estatal de Atención a Víctimas se ha encargado con el fondo estatal y con asesorías.

“Las acciones de la Comisión de Víctimas se efectuaron para garantizar el ejercicio de los derechos de treinta y cinco de las personas afectadas y, tan solo en apoyos económicos, significan un monto de $531,374.98 (quinientos treinta y un mil trescientos setenta y cuatro pesos con noventa y ocho centavos)”, se informó por la Comisión.

LEE MÁS: Fotografía y violencia, la exposición de un secreto público

Ese gasto ha sido para cubrir compensaciones económicas en los casos en que las víctimas vieron afectado su patrimonio, asesorías jurídicas, gestiones para asistencia psicológica, apoyos materiales y gestiones para atención médica.

“La Comisión de Víctimas continuará con los procesos de apoyo hasta su conclusión y seguirá pendiente para atender a quienes se vieron afectados por los sucesos de ese día. Nuestro compromiso es defender los derechos de las víctimas para construir la paz”, se indicó en la carta.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo