Gobierno

Las mujeres y los hombres de Rocha Moya: ¿Todos honestos? La vigilancia ciudadana lo dirá

El staff de colaboradores de Rocha es interesante siempre y cuando el microscopio ciudadano y la lupa de los órganos de transparencia y rendición de cuentas se coloquen encima de ellos a la voz de ya.

Una vez definida la estructura principal de la administración pública estatal 2021-2027 se facilita el ejercicio de proyección de escenarios que definan qué le espera a Sinaloa, más allá de cómo le irá al próximo gobernador Rubén Rocha Moya, en el futuro inmediato donde la alternancia política en el Poder Ejecutivo llega plena de interrogantes y marcada por incertidumbres y expectativas propias de toda transmisión de mandos.

La simple revisión de las transiciones políticas en Sinaloa aporta elementos para advertir que aquello que expresan los gobernadores al asumir el cargo no necesariamente significan planteamientos inquebrantables. Al contrario, el discurso inaugural ha dibujado paraísos de honestidad, transparencia, austeridad y acciones públicas de jurada fidelidad a los sinaloenses y acaban siendo lo opuesto. Cabe sacar a relucir que la oratoria inicial del actual mandatario, Quirino Ordaz Coppel, se centró en el combate a la corrupción y allí están los resultados en sentido inverso.

LEE MÁS: CONTRA-INFORME | La anticorrupción como discurso en el gobierno de Quirino Ordaz Coppel

Rocha Moya esbozó ayer ante el pleno de lo que será su Gabinete las líneas torales a las que deberán ajustarse todos. No al uso abusivo del poder, honestidad a toda prueba, fin a la fábrica de ricos desde el servicio público, cumplimiento a las declaraciones fiscal, patrimonial y de conflictos, primero los pobres pero sin hacer apología de la pobreza, estar al nivel del ciudadano y trabajar para éste, así como evitar escándalos y nepotismos.

De entrada, la afirmación de que la honestidad fue el requisito esencial para elegir a los integrantes del Gabinete plantea dudas en algunos de los perfiles.

Además, la asignación de secretarías por cuotas resulta indudable y también es innegable que hay mujeres y hombres de trayectorias destacadas y probidades ya caladas por las cuales Rocha Moya puede meter las manos al fuego, pero si lo hace por todos va a salir quemado.

LEE MÁS: Promete Rocha a Cuén dos secretarías; descarta Educación

Finalmente, excepto el error de anunciar como director del Instituto Sinaloense del Deporte a Julio César Cascajares, más conocido por ser la ex mascota del equipo de beisbol Tomateros de Culiacán apodada “Chango 0-te”, a quien se le critica no por la botarga sino por poseer poco o nulo conocimiento del área tan importante, el resto del staff de colaboradores de Rocha es interesante siempre y cuando el microscopio ciudadano y la lupa de los órganos de transparencia y rendición de cuentas se coloquen encima de ellos a la voz de ya.

Ilustración: Machateo

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo