Derechos Humanos

La noche fue suya

Hace 20 años era un tabú. Esto no era posible, sino reprimido, condenado y censurado. Quizás este artículo no se hubiera publicado.

Esta noche caminaron libres, salieron juntas, de la mano y seguras, marcharon para coronar la diversidad sexual.

Marcharon por el orgullo de ser gays, lesbianas, bisexuales, trans, queer o más. Lucieron banderas multicolores, coronas y reinas drags. Volaron las plumas, el brillo, los peinados, el glitter, el arcoíris y todas veían, gritaban, se emocionaban.

Lee también: 8va Marcha del Orgullo en Culiacán | ‘Todavía falta mucho por hacer’

Hace 20 años era un tabú. Esto no era posible, sino reprimido, condenado y censurado. Quizás este artículo no se hubiera publicado.

Pero hubo quienes salieron a exigir el respeto de sus derechos, dejaron la oscuridad, la clandestinidad y marcharon para iniciar lo que hoy gritan con total libertad.

“Aprovechen esas parejas que han luchado mucho por tener seguridad social, salud y matrimonio”, dijo Omar Lizárraga, quien ha sido testigo de este movimiento acompañando a otras personas ante tribunales para ampararse y a las sesiones del Congreso hasta que el matrimonio se hizo Ley.

Lee también: Culiacán diverso | 5 relatos sobre una ciudad que todavía es LGBTIfóbica

Pasaron 8 años desde el primer amparo de parejas homosexuales que buscaban casarse. El Registro Civil, el Estado y grupos conservadores se los negó.

“Este año es muy especial para nosotros porque después de 8 años logramos el sí al matrimonio igualitario”, dijo Tiago Ventura, activista y presidente de la asociación Sinaloa Incluyente

Lee aquí toda la cobertura sobre el tema: Matrimonio Igualitario

Esta vez la consigna era la celebración y tres solicitudes al Estado: trabajo digno, libertad de estudiar y derecho a un servicio de salud digno para las personas trans.

Esas peticiones tienen un peso importante, pues en Sinaloa han ocurrido crímenes de odio, por lo menos 15 asesinatos, pero solo uno ha sido investigado por esa razón.

Las organizaciones gay, lésbicas, bisexuales, trans, queer y más insisten en su lucha y no hay quien les pare.

Lee también: Destramando Propuestas | Derechos LGBT+

En cambio, cada vez son más personas que se reconocen, se aceptan y aman. Con ellas sus madres, hijas, sobrinas, amigas que las acompañan y se emocionan por la celebración de la libertad, por la reinvindicación de sus derechos y la igualdad.

Esta noche salieron y coronaron la diversidad. Rieron y lloraron al mismo tiempo que se divertían en comunidad. Dejaron las críticas a quien las soportara, la censura en el pasado y la discriminación lejos de sí. Esta noche fue suya.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo