Ciudadanía

Seguimiento a consulta sobre planta de amoniaco | Activistas de “Aquí no” bloquean acceso a Topolobampo

Los que se oponen a la planta argumentan daño en zona ecológica protegida y quienes impulsan el proyecto demandan una resolución final de lo contrario amagan con llevarse la inversión a otra parte fuera del estado.

Al iniciar hoy por la mañana la consulta pública que organiza la Secretaría de Gobernación para que la población de Ahome, El Fuerte y Guasave se manifieste a favor o en contra del establecimiento de una planta fabricante de amoniaco anhidro en Topolobampo, se registran filas de participantes en los centros de votación.

A pesar de que reportes oficiales afirman que todo está en calma, a media mañana los opopsitores de la planta de fertilizantes procedieron a bloquear el acceso a Topolobampo, argumentando que están entrando camiones que transportan a personas que votarían por el “sí”, enturbiando la consulta donde la población debe deicidir voluntariamente. La Policía Vial instaló un operativo para contener e informar a los automovilistas en tránsito hacia el puerto.

Se trata de integrantes de la comunidad Mayo-Yoreme quienes se oponen al proyecto de la planta de fertilizantes. Un funcionario de la Secretaria de Gobernación trató de dialogar con ellos, sin embargo, los inconformes continúan firmes con el plantón.

LEE MÁS: Fotogalería | Deciden destino de planta de amoniaco

La manifestación de integrantes del Colectivo Aquí no se ha mantendo de manera pacífica. Pero está impidiendo que vehículos compactos y de carga continúen su trayecto hacia Topolobampo.

En esta consulta se pregunta si se quiere la continuación del proyecto con inversión alemana por la firma GPO y surge a partir de una resistencia de grupos indígenas y ambientalistas que aseguran será un golpe ecológico en un humedal designado como de importancia internacional bajo la Convención de Ramsar.​

RECUENTO DE UN CONFLICTO QUE HUELE A AMONIACO

Desde 2013 la empresa Gas y Petroquímica de Occidente planteó el proyecto de crear una planta de fertilizantes en la zona de Topolobampo, en el municipio de Ahome. La primera en su tipo en Sinaloa. A simple vista parecía una propuesta atractiva, dado los miles de millones de dólares que implicaría la derrama económica dentro de nuestro territorio.

A ello se suma que de manera oficial, el gobierno de Alemania es uno de los principales inversionistas e interesados en desarrollar dicho proyecto en las inmediaciones de la bahía de Ohuira.  

Sin embargo, desde entonces tres gobernadores han tratado de agilizar las aspiraciones empresariales de GPO sin que todavía haya una certeza precisa sobre su destino; desde Mario López Valdez, pasando por Quirino Ordaz Coppel y ahora con el actual mandatario morenista Rubén Rocha Moya.

Quienes impulsan el proyecto, por su parte, demandan una resolución final de lo contrario amagan por llevarse la inversión a otra parte fuera del estado.

Justo el próximo domingo 28 de noviembre el futuro de la planta podría tener un desenlace contundente y es porque se llevará a cabo una consulta popular para que sean los propios ciudadanos, específicamente los que integran los municipios de Ahome, Guasave y El Fuerte, quienes decidan a favor o en contra.

Lo anterior porque desde el momento de su anuncio el proyecto se encontró con resistencias, principalmente de grupos ambientalistas y de comunidades originarias de la región, quienes comenzaron a advertir una supuesta catástrofe al ecosistema donde muchos de ellos habitan.

LEE MÁS: Aquí estarán las casillas para dar el “sí” o “no” a la planta de fertilizantes en Topolobampo

Varios de esos activistas en reiteradas ocasiones han señalado amenazas y presiones por parte de quienes promueven la realización de la planta, donde políticos del estado han estado en medio de las acusaciones.

El más reciente apenas hace unos días: el activista Joel Ulises Pinzón Vázquez acusó directamente al actual alcalde de Ahome, Gerardo Vargas Landeros, por supuestas amenazas de muerte optando éste por el exilio.

Sin embargo, el caso más lamentable en torno al tema fue la desaparición forzada y posterior asesinato del pescador Rodrigo Palafox Corral, quien junto con otros compañeros en 2015 presentaron una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente (Profepa), por el supuesto desequilibrio ecológico que significaría producir amoniaco al borde de la costa.

La zona costera donde se pretende construir la planta se llama sistema lagunar Santa María-Topolobampo-Ohuira, un humedal conocido como Ramsar; es además, refugio del 84 por ciento de las aves migratorias en México durante periodos invernales y en el lugar se tiene registro de 109 especies de peces.

De igual forma, la bahía cuenta con manglares y funciona como criadero de tortugas marinas y larvas de camarones.

El Proyecto

El proyecto de Gas y Petroquímica de Occidente consta de tres etapas; incluye una planta de amoniaco, posteriormente otra para producir urea y poner en operación otra más para producir metanol.

Los inversionistas argumentan que esta derrama generará 2 mil empleos directos en la región bien remunerados, más otros miles de forma indirecta. El proyecto luce atractivo al asegurar que la demanda laboral se cubriría exclusivamente con mano de obra de las comunidades aledañas.

Por otro lado, los empresarios y principales promotores del estado justifican que el abasto de amoniaco es estratégico para poder producir los alimentos que el país requiere, y que en estos momentos, en México no se produce sino que es exportado en su totalidad, por lo que este proyecto beneficiaria no solo a los productores agrícolas de Sinaloa, sino abastecería la demanda de los agricultores de Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, Nayarit, Jalisco, hasta el estado de Michoacán.

LEE MÁS: Rocha Moya asegura respetar veredicto ciudadano en consulta sobre planta de fertilizantes

La consultar popular

Fue durante una gira del presidente Andrés Manuel López Obrador en Ahome el pasado mes de agosto de 2020, que el mandatario decidió intervenir en el debate del futuro del proyecto de inversión privada y extranjera. En ese momento los opositores increparon al mandatario y expusieron sus principales demandas en contra de la construcción de una planta de ese tipo en su territorio.

En ese momento AMLO optó por condicionar a la voluntad popular el destino de la planta de amoniaco en Topolobampo proponiendo una consulta ciudadana.

“Sólo con una consulta. Pero va a ser difícil porque hay protestas, hay grupos que no lo aceptan. Sólo con una consulta a la gente, que ellos sean los que decidan. No podemos imponer nada”, opinó.

Previo a la consulta la Secretaría de Gobernación a través de la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asunto Religiosos del Gobierno Federal llevo a cabo una jornada informativa invitando a las comunidades de los tres municipios citados anteriormente para participar en un tema que les involucra.

No obstante, cabe precisar que la consultar popular para votar por el “sí” o “no” a la viabilidad del proyecto de la planta de fertilizantes en Topolobampo no es vinculante. Así lo afirmó el mismo subsecretario Rabindranath Salazar Solorio:

“A pesar de que no es vinculante, o sea, no es como algo organizado por el INE, sí está legalmente respaldado por la Constitución, y también está en el Plan Nacional de Desarrollo establecido por el Gobierno Federal. A pesar de no ser vinculante, sí se va a respetar la decisión que tome la gente mayoritariamente”, aseguró en funcionario federal.

Cualquiera  que sea el resultado de la consulta la realidad es que todavía se encuentran amparos en la espera de ser resueltos por los tribunales, por lo que esta controversia podría continuar durante un tiempo más.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo