Economía

Incremento al salario mínimo se ve rebasado por la inflación: Intercamaral

“Ajustamos (precios) bajo una inflación, no bajo un tema de ser más rentable… si no ajustamos perdemos”, destacó Miguel Tanityama.

El aumento global del 22 por ciento en el salario mínimo mexicano no corresponde a la realidad en pesos y centavos y está rebasado por la inflación, advierte Intercamaral Culiacán.

Miguel Taniyama Ceballos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Alimentos Condimentados de Culiacán (CANIRAC) dijo que, el hecho de que el salario mínimo pase de 141.70 pesos a 172.87 pesos al día es un paliativo que no termina de subsanar la pérdida de poder adquisitivo por la escalada inflacionaria en el precio de los alimentos y energéticos.

LEER MÁS: Conasami avala alza de 22% al salario mínimo en 2022: de 141.70 a 172.87 pesos al día

“En México seguimos jugando en el tema salarial y en el tema de la ilusión de que ganamos bien y que nos alcanza. Para que nos alcance a una familia realmente tienen que trabajar toda la familia, es una realidad. Un padre solo como se acostumbraba hace 40 años ya no puede sostener a una familia completa. La película de Pedro Infante que dice: ‘ya llegué vieja, ya me voy vieja’, hoy estamos viviendo esa parte”, señaló.

Prudential México agencia especializada en seguros de vida, refirió que la “cuesta de enero” es un fenómeno complicado que siempre sucede, pero que para 2022 se trata de una cuestión de recuperación económica mundial que requiere ajustes de precios, por lo que va a haber una afectación del bolsillo por el tema del poder adquisitivo que va a ser menor, y por lo tanto la capacidad de compra también disminuirá.

LEER MÁS: Por inflación, avizoran la peor cuesta de enero en 21 años; duraría hasta marzo

El líder de los restauranteros dijo que en el caso de los gastronómicos harán este mes un ajuste a las cartas de un 15 a 20 por ciento, lo que es lamentable, porque están en una reactivación económica donde el poder adquisitivo se pierde, la inflación va en aumento y el incremento al salario es un paliativo que no viene a resolver nada.

Taniyama Ceballos dijo que el sector restaurantero mantuvo sus precios todo el año, resistiendo los efectos de la pandemia, pero actualmente el tema es permanecer, de modo que ya no pueden soportar los efectos de la inflación.

“Ajustamos bajo una inflación, no bajo un tema de ser más rentable, sino bajo una inflación donde no tenemos rentabilidad, si no ajustamos perdemos”, destacó.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que, durante la primera quincena de noviembre, el índice de precios se situó en 7,05 por ciento, la inflación más elevada en más de 20 años. Según el Banco de México las expectativas de inflación para los tres primeros meses del año entrante están en 6.63 por ciento, lo que duplica el objetivo inflacionario del banco central.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo