Economía

Sin Maratón, Carnaval o Expo Agro, Sinaloa tiene oportunidades de desarrollo económico

La nueva realidad que deriva de la emergencia sanitaria exige mentalidades renovadas para salir de la contingencia o actuar en la pospandemia; todos tenemos que crear posibilidades alternas para que los augurios fatalistas se disipen.

La diversificación de la actividad turística, teniendo como sede o punto de enlace a Mazatlán, es la mejor actitud que el gobierno y los empresarios deben mostrar en circunstancias de alta dificultad donde desarrollo y cuidado de la salud pública tienen que ser la fórmula para que ninguna de los dos factores sufra mayores consecuencias. En dicha encrucijada, la detonación de la industria sin chimeneas en el antiguo penal de las Islas Marías es una muy buena decisión.

LEE MÁS: “Es en bien de la ciudadanía”, dice Javier Gaxiola sobre cancelación del Maratón Internacional de Culiacán

Y en lo que respecta a todo Sinaloa, el actual escenario de pandemia persistente y economía sorteando la parálisis de la planta productiva significa una invaluable lección por el aprendizaje que deja para enfrentar dificultades futuras, del tipo que sean. Si bien es cierto que algunos eventos masivos deben evitarse como estrategia para salir lo más pronto y lo mejor librados posibles de la acometida de la enfermedad Covid-19, el esfuerzo colectivo debe ir mucho más adelante que los desafíos.

El anunció que hizo ayer el secretario de Turismo de México, Miguel Torruco Marqués, en el marco de la Feria Internacional que se realizada en Madrid, España, abre expectativas interesantes para que excursionistas visiten las Islas Marías zarpando desde Mazatlán luego de pernoctar en el puerto sinaloense. Otros proyectos en ciernes es la activación de cruceros turísticos en el Mar de Cortés con inversión privada, la implementación de la terminal estratégica marítima y ferroviaria en la zona costera del municipio de San Ignacio, así como la ampliación a Mazatlán del tren panorámico Chihuahua Pacífico.

LEE MÁS: Hoteleros exponen pérdidas por cancelación de eventos; “¿por qué el beis sí y el maratón no?”

El discurso catastrófico sobre el aplazamiento o suspensión de eventos calendarizados como el Carnaval de Mazatlán, el Maratón Internacional de Culiacán o la Expo Agro Sinaloa, debe evolucionar a la mentalidad visionaria de crear oportunidades de negocios permanentes que se sumen a las ya establecidas. En este mismo sentido, el secretario de Economía del Gobierno del Estado, Javier Gaxiola Coppel, plantea que “los negocios están fluyendo durante todo el año, tienen una disminución en su venta por algunos casos que se van cancelando, pero no quiere decir que se detuvo, no están cerrados ahorita todos los establecimientos, están perdiendo una oportunidad de creación de negocio o de crecer, pero los negocios siguen abiertos”.

La nueva realidad que deriva de la emergencia sanitaria exige mentalidades renovadas para salir de la contingencia o actuar en la pospandemia. 

Ya nada es igual ni lo será una vez que las enseñanzas de la presente dificultad requieran de modelos y concepciones de bastante proyección futura y de permanente sagacidad ante retos imprevistos. Nadie debe entrar en pánico porque se suspenden eventos masivos en aras de proteger la salud pública; todos tenemos que crear posibilidades alternas para que los augurios fatalistas se disipen.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo