Derechos Humanos

“No hay forma de que el Programa Quédate en México tenga un enfoque de derechos humanos ni de protección”: OSC

Con el objetivo de poner fin al Programa Quédate en México, organizaciones de la sociedad civil han presentado un amparo ante el Juzgado Decimoséptimo de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México.

Texto por Keren Santillán/ @the.only.kxrxn
Fotografía de portada Mario Marlo

Más de 72 mil personas solicitantes de asilo en Estados Unidos fueron devueltas a territorio mexicano durante el primer año de ejecución del Protocolo Quédate en México. De éstas, el 40% eran mujeres y el 33% tenían menos de 18 años. A decir de las organizaciones, además de negarles su derecho a la protección internacional, no se les garantizó el acceso a la salud, la vivienda, el trabajo digno o a la educación, incluso, cuando el gobierno mexicano se comprometió a ello.

Además, las y los defensores denunciaron que esta población fue expuesta a múltiples violencias como: secuestros, extorsiones, desapariciones y asesinatos, así como, a diversas violaciones a sus derechos humanos.

Mil 114 personas fueron víctimas de secuestros, violación sexual, extorsión, tortura y asesinato hasta el 13 de mayo del 2020. Además, 256 menores de edad fueron víctimas de secuestro e intento de secuestro, de acuerdo con el monitoreo de Human Rights First (HRF).

“No hay forma de que este programa tenga un enfoque de derechos humanos ni de protección”, advierten las organizaciones en México y Estados Unidos. Por ello, decidieron, una vez más, llamar al Gobierno mexicano a ponerle fin a este programa que fue reinstalado el pasado 2 de diciembre del 2021, luego de que una corte en Texas ordenara al gobierno estadounidense su reactivación.

Lo hicieron a través de un amparo promovido ante el Juzgado Decimoséptimo de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, el pasado 30 de diciembre. Las organizaciones que lo presentaron son: Asylum Access MéxicoSin Fronteras IAP, Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD), la Clínica Jurídica para Refugiados Alaíde Foppa de la Universidad Iberoamericana, la Clínica Jurídica del Programa Universitario de Derechos Humanos de la UNAM y el Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI).

Lamentablemente, a un mes de su reactivación, alrededor de 280 personas provenientes de Centroamérica y Sudamérica han sido devueltas a esperar sus procesos en territorio mexicano. Y es que, de acuerdo con las organizaciones, los puntos fronterizos por donde se han realizado las nuevas devoluciones son San Diego y El Paso. Además, la reinstalación trajo consigo nuevas medidas, ya que ahora se establece el regreso de personas de todo el continente, incluido Haití.

De aquí que las y los promoventes reconozcan el papel que tiene la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues las y los ministros tiene en sus manos la oportunidad de pronunciarse en contra de la participación del gobierno mexicano en políticas de asilo contrarias a la constitución mexicana.

“Las personas están huyendo de sus países porque su vida corre peligro y como Estado mexicano tenemos el compromiso de garantizar protección a quienes buscan asilo, no de revictimizarles y colocarles en condiciones de mayor vulnerabilidad”, replicaron en su comunicado las organizaciones .

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo