Gobierno

“Quedamos como amigos”: Rocha sobre relación con Cuén

La alianza con el PAS, dijo Rubén Rocha Moya, fue solo electoral y no incluyó puestos en el Gobierno de Sinaloa

Tras la destitución de Héctor Melesio Cuén Ojeda como secretario de Salud de Sinaloa, el gobernador Rubén Rocha Moya aseguró que su relación personal con el político quedó prácticamente intacta.

“No traigo mi celular, pero ahí dice que quedamos como amigos… esas son las cosas que ocurren en estos quehaceres”, dijo Rocha Moya.

Cuén Ojeda es el líder del Partido Sinaloense y tras haber sido destituido por no desistirse de dos demandas contra periodistas, dijo que el cese no debió suceder por los acuerdos políticos hechos entre su instituto político y el de Morena.

Lee también: Cuén Ojeda interpreta su despido como un pretexto político

Ese acuerdo, sin embargo, no existió, dijo Rocha Moya, solo un convenio por diputaciones y alcaldías.

“Yo no soy quien determina las alianzas de Morena con otros partidos, pero vamos a suponer el 24 (2024) ‘¿oiga, puede usted recomendar una alianza de Morena con el PAS?’ digo que sí. Son alianzas electorales, esa que tuvimos es una alianza electoral, que terminó cuando terminaron las elecciones”, aseguró el mandatario.

En el convenio entre el Partido Sinaloense y Morena, del cual Revista ESPEJO tiene una copia, se estableció que sería una alianza de candidaturas comunes, donde el partido local encabezó ocho diputaciones de representación proporcional y cinco alcaldías.

Las diputaciones fueron por distritos en El Fuerte, Los Mochis, Guasave, Mocorito, Culiacán, La Cruz de Elota, Mazatlán y El Rosario. Por las alcaldías se acordó que el Partido Sinaloense encabezara Mocorito, Cosalá, Concordia, Rosario y Escuinapa.

El documento de 21 hojas contiene que esa alianza de candidaturas comunes se hizo en respeto a la diversidad de pensamiento, pero no cuenta con más apartados sobre posiciones políticas.

Rocha Moya defendió que su postura sobre cesar al líder del Partido Sinaloense de su gobierno correspondió a una decisión interna, sin romper con los acuerdos electorales previos.

“Ha habido ahí que los compromisos, pero no hubo un compromiso, ya les dije yo. Nosotros no tenemos un gobierno de coalición, por lo tanto no tengo ningún compromiso de integrar la administración. Si yo quiero, lo valoro y me hago responsable de invitar a un pasista, de invitar un priista, de invitar un panista, de invitar a uno de MC, etcétera, de invitarlo a que juegue una posición en mi administración sí, porque yo puedo valorarlo“, expresó.

“Yo no soy dueño de la coa pública y aquí hemos diversas opiniones y militancias, miembros de la sociedad sinaloense, pues a lo mejor yo digo que es importante que fulano que tiene tal experiencia pues que lo vea, que haga una función para servicio de Sinaloa, pero eso lo resuelves tú, no lo acuerdas con nadie”.

Apenas habló sobre poder incluir a cualquier persona con pensamientos políticos distintos a los suyos por conveniencia de gobierno y no electoral, cuando se anunció a la priista Margarita Villaescusa como directora del Registro Civil.

LEE MÁS: El cese de Cuén Ojeda ¿por ser mal secretario de Salud o por conflictos entre Morena y PAS?

El gobernador aseguró que su gobierno no es de coalición y no aspira a serlo, por lo que debe dejarse por fuera esas impresiones y que sus relaciones personales se mantendrán en lo privado, mas no en lo político ni lo público.

“No tenemos problema de relación, de trato. Al propio Héctor Melesio lo saludo y le refrendo mi amistad, él me lo ha hecho saber a través de un mensaje y yo le contesté que igual de mi parte”.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo