Gobierno

La destitución de Ruth Díaz en Sebides ¿para el bien de Sinaloa o por intereses políticos?

Rubén Rocha está obligado a fundamentar las decisiones trascendentes de gobierno porque de ellas depende cómo le irá al estado

La remoción de Ruth Díaz Gurría en la titularidad de la Secretaría de Bienestar y Desarrollo Sustentable y la designación de María Inés Pérez Corral para sustituirla en el cargo, operados ambos movimientos por el gobernador Rubén Rocha Moya el viernes 20 de mayo, llevan a la interrogante de si estos cambios son para mejorar los resultados de la administración pública estatal u obedecen a criterios políticos o de otra índole.

Presentada como un gran perfil para el equipo de primer nivel de Rocha, por su experiencia en cargos de gobierno y poseedora de una importante trayectoria académica, se le consideró el puntal más importante del período 2022-2027 con el cual el mandatario estatal llevado al cargo por el Movimiento Regeneración Nacional fortalecía los programas sociales que son icónicos para la autollamada Cuarta Transformación.

LEE MÁS: Ruth Díaz, la recomendación

Sin embargo, el efímero paso de Ruth Díaz por el Gobierno de Sinaloa, interrumpido de forma inesperada y con el argumento poco sostenible de que obstruía el trabajo de colaboradores que el gobernador designó en la misma Secretaría, propician la duda de cómo se evalúa el rendimiento de los integrantes del Gabinete pues no se dieron a conocer los malos resultados que pudieran convencer a los ciudadanos de la pertinencia del cambio de titular en la Sebides.

Tampoco se informó a los sinaloenses de la capacidad que tiene la nueva secretaria de Bienestar, María Inés Pérez Corral, cuya trayectoria sí es destacable dentro del partido al desempeñarse como dirigente de Morena en Culiacán de 2014 a 2015 y enlace federal de estas silgas en Sinaloa de 2015 a 2018, aparte de desempeñar un notable activismo en la campaña de Rocha Moya en 2021 a tal grado que al ocupar el cargo de gobernador la designó a ella como subsecretaria de Desarrollo Sustentable.

Emanado del mandato popular del 6 de junio de 2021, que con mayoría abrumadora puso en sus manos el destino de Sinaloa por seis años, Rubén Rocha está obligado a fundamentar las decisiones trascendentes de gobierno porque de ellas depende cómo le irá al estado y quiénes tienen las capacidades y voluntades idóneas para encauzar a la administración estatal hacia las mejores metas.

Del movimiento hecho en la dirección de la Sebides derivaron dudas, conjeturas y preocupaciones que sólo pueden despejarse con información verídica.

LEE MÁS: Tras llamado de atención, renuncia Ruth Díaz Gurría a la SEBIDES

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo