Educación

SEPyC debe sumar a organizaciones civiles para atender infraestructura escolar: Proeduca

La organización propone que se active el Consejo Estatal de Participación en la Educación y desde ahí se lance una campaña de recaudación de fondos para las escuelas

Es indignante que estudiantes y maestros se encuentren trabajando sin energía eléctrica, por lo que es necesario que la Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPyC) realice una sinergia con organizaciones civiles, instituciones de asistencia privada y sociedad civil para solucionar las problemáticas en las escuelas que fueron dañadas durante la pandemia, comentó Gabriela Espinoza, directora de Proeduca.

Una solución, señaló, sería activar el Consejo Estatal de Participación en la Educación donde están incluidas las organizaciones de la sociedad civil, y desde ahí se organice una colecta para obtener recursos. Mencionó que dicho consejo fue creado hace años y se debe instalar a nivel estatal, pero al momento está inactivo.

No es nuestra responsabilidad, es de la SEPyC, sin embargo, estamos aquí dispuestos. A nivel estatal hay un Consejo Estatal de Participación en la Educación, ese consejo ahorita no está activo, por ejemplo, tiene varios años que funciona, desde mi conocimiento desde el 2018 ya estaba funcionando, pero ya tenía años funcionando, ahorita está inactivo. Este Consejo viene con la ley de la participación en la educación de consejos escolares de participación social, debe instalarse a nivel estatal un Consejo de Participación, si estuviese instalado ese consejo podríamos lanzar una convocatoria a nivel estatal de recaudación de fondos para reinstalar la luz en escuelas”, dijo.

Escuela Primaria “Profa. María Díaz Olivas”. Foto: Leo Espinoza.

Leer más: Carencias pospandemia | Las escuelas sin luz

Puntualizó que si bien la SEPyC ha expresado no tener suficiente dinero para cubrir todos los gastos que generó la pandemia, es posible crear esta recaudación de fondos para que las y los estudiantes dejen de sufrir durante las horas de clase.

“Cuando hay problemas radicales se deben tener soluciones radicales, hay que dejar un poco atrás los temas de papeleo, protocolos, de la burocracia”, dijo.

Por su parte, agregó, Proeduca ya ha lanzado este tipo de campañas con las cuales han logrado recaudar para beneficiar a cuatro escuelas, pero no les ha ido tan bien como esperaban, por ello es necesario más poder de convocatoria.

Leer más: Las escuelas no se escapan de la sequía

Dijo que son múltiples los problemas que atraviesan las escuelas, principalmente la falta de energía eléctrica, agua e insumos de higiene, sin embargo, desconocen exactamente cuáles y cuantas son las escuelas afectadas, pues la SEPyC no tiene público un diagnóstico sobre las necesidades de los planteles.

“En la SEPyC no hay un sistema en donde yo pueda entrar y ver que del total de escuelas que hay en Culiacán, de las escuelas públicas, cuántas están sin luz, porque no hay un sistema. SEPyC tiene este problema fuerte porque si no sabes exactamente cuál es el problema, ¿Cómo sabes cuál es la solución?, mencionó.

Escuela Primaria “Profa. María Díaz Olivas”. Foto: Leo Espinoza.

En este sentido, Ángel Leyva, director de Investigaciones de Mexicanos Primero Sinaloa señaló que, las autoridades educativas han hablado sobre los problemas de infraestructura en las escuelas, pero la realidad es que no se cuenta con un sistema de información público que revele cuales son estos problemas y qué planteles son los afectados.

“Necesitamos un sistema de información que nos permita saber dónde están las escuelas y qué carencias tienen para que se puedan focalizar y se puedan atender, entonces una infraestructura que estimula el aprendizaje es lo que deberíamos estar aspirando y para eso necesitamos saber dónde están”.

Mientras tanto, las y los estudiantes se encuentran recibiendo clases en un ambiente no propicio para el aprendizaje, que además pone en riesgo su salud, pues ante las altas temperaturas se pueden presentar enfermedades como calambres por calor, agotamiento, golpe de calor, deshidratación, salpullido y desmayos.

“Existe numerosa evidencia que nos dice que existe una relación positiva entre la calidad de la infraestructura escolar y el logro del aprendizaje de los estudiantes. El artículo 3º constitucional señala que la infraestructura debe tener las condiciones idóneas para los fines de la educación”, dijo Leyva.

Escuela Primaria “Profa. María Díaz Olivas”. Foto: Leo Espinoza.

Leer más: ¿Cómo van a regresar los niños a la escuela?

Ante esta situación, algunos padres de familia y docentes han optado que las y los alumnos regresen a la virtualidad, ya sea en un 100% o de manera intermitente.

Alberto Rocha, padre de familia del jardín de niños “Dr. José Mariano Carlón López”, explicó que desde que se habló del regreso a clases presenciales se les informó la falta de luz en el plantel debido a que se robaron el cableado y partes que conforman el suministro eléctrico, aunque al principio las y los estudiantes asistían al plantel por turnos, ya se les planteó el regreso total a la presencialidad, pero los padres no lo consideran adecuado debido a las condiciones climáticas.

“Un inicio, los niños se turnaban para ir en medios grupos solamente dos horas diarias y la semana anterior se planteó el regreso total de los alumnos para ver si es soportable el calor en las aulas, pero fue opcional, de manera que algunos han asistido y otros no, pero ya nos dimos cuenta que no es prudente ya que si es bastante el calor que se genera en cada aula y los niños lo sufren, tanto con calor, sudor y moscos generados tanto por el monte que rodea las aulas, porque no se le ha dado la atención necesaria, así como por el calor que influye el aumento de los mosquitos en el área”, dijo.

FOTO: César Hernández

Sin embargo, el regresar a la virtualidad debido a la falta de energía eléctrica no es la solución, comentó Ángel Leyva, pues está demostrado que durante las clases a distancia en el periodo de confinamiento se presentó un retroceso en la educación.

“Ya está demostrado que la virtualidad o el aprendizaje desde casa no es la solución, hemos sido testigos de que el aprendizaje desde casa no aportó lo suficiente a mitigar la situación educativa, de hecho, hubo retrocesos en el aprendizaje. Volver a la virtualidad completamente, realmente no es una opción”, mencionó.

Dijo que es necesario que las autoridades asuman su responsabilidad de generar estrategias para que las y los alumnos reciban clases en condiciones dignas.

Leer más: ¿Qué pasará con las escuelas? | Responde Graciela Domínguez Nava

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo