Derechos Humanos

“No habrá mega fraude”, Rocha sobre consulta por planta de amoniaco en Topolobampo

La Semarnat debe informar sobre los daños y efectos que tendrá la construcción de una planta en la bahía de Ohuira antes de realizarse una consulta a los pueblos indígenas

Para Rubén Rocha Moya, gobernador de Sinaloa, la consulta que se hará a los pueblos indígenas de Topolobampo sobre una posible instalación de una planta de amoniaco no será un fraude, si no un ejercicio democrático.

“No habrá mega fraude, vivimos en la democracia. Ya hicimos una consulta el 28 de noviembre allá, una consulta que no tuvo a nadie que objetó, tuvo su resultado, entonces hoy se va a tener consulta organizada por Gobernación, por Semarnat, por el INPI y no hay por qué decir de dónde vienen los mega fraudes”, aseguró.

Lee también: Planta en suspenso | amoniaco contra medio ambiente, el enorme poder del gobierno frente a la débil fuerza ecologista

El 1 de junio hubo una manifestación en el puerto de Topolobampo, donde el colectivo Aquí no, conformado por grupos indígenas, académicos y activistas, señaló que se corre la posibilidad de tener un fraude en la votación para tratar de otorgar un resultado positivo a la empresa Gas y Petroquímica de Occidente (GPO).

Esa tendencia la supone el colectivo por dos momento, primero por las expresiones del gobierno de Sinaloa a favor de la instalación de la planta y por el ejercicio de consulta que ocurrió el 28 de noviembre de 2021, cuando hubo denuncias por compra de opiniones.

“Aquí lo que se va a hacer es lo que dictamina la Corte, hay que hacer una consulta y la consulta es vinculatoria”, señaló Rocha Moya.

La consulta del 28 de noviembre no era vinculante debido a que había un amparo en revisión por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que el resultado -que fue positivo tras tomar en cuenta a población fuera de la bahía- no fue válido.

Lee también: Caso Topolobampo | “Este es un mensaje para todas las empresas”, señalan indígenas

La Corte dio su fallo el 6 de abril, dando la razón a los pueblos indígenas de Topolobampo, quienes denunciaron que no fueron consultados para que se hiciera la instalación del proyecto con el que se busca producir 2 mil 200 toneladas diarias de amoniaco.

En la sentencia se detalló que cada uno de los permisos otorgados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) quedaban inválidos, pues además de no consultar, tampoco se informó del impacto que habrá en la bahía de Ohuira.

Ahora la dependencia está obligada a dar a conocer a detalle el impacto social, económico y ecológico que tendrá el que se construya una planta para producir amoniaco en la bahía.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo