Migración

Detrás de la tragedia de migrantes en Texas, los programas fallidos de AMLO y Biden

López Obrador irá a un encuentro con Biden, con la carga de responsabilidad del Estado mexicano por la falta de supervisión y controles en el tema migratorio

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, irá con un enorme crespón de luto a su encuentro del 12 de julio con su homólogo estadunidense Joe Biden, debido al fallecimiento de 27 mexicanos entre los 53 migrantes que perdieron la vida por asfixia en la caja de un tráiler en Texas al tratar de llegar al país norteamericano en busca de mejores oportunidades de trabajo y de bienestar.

También López Obrador irá con la carga de responsabilidad que le corresponde al Estado mexicano en la falta de supervisión y controles en lo que respecta al tráfico de personas alentado por mafias que venden en miles de dólares el sueño americano a emigrantes y todo para que acaben en condiciones trágicas como si la pobreza extrema de la que huyen no fuera suficiente sufrimiento para los expatriados y sus familias.

Las políticas públicas para la retención de la población en sus lugares de origen registran sucesos en contra del modelo que el Gobierno Federal promueve como acceso a la felicidad de los sectores mayormente marginados. En el discurso, los programas sociales incrementan las oportunidades de vida digna de las familias; en los hechos de enero a marzo de 2022 se ha logrado retener a solamente 115 mil personas de diferentes naciones centroamericanas con intenciones de cruzar la frontera hacia el norte, según el reporte que rindió en abril la Oficina de Aduanadas del Instituto Nacional de Migración.

LEER MÁS: Sube a 27 la cifra de mexicanos muertos en Texas; en total fallecen 51 migrantes

López Obrador y Biden están emplazados a humanizar el tránsito de mexicanos desde un país que continúa con deplorables niveles de atraso social hacia otro que contiene la ilusión de mejorar el ingreso familiar así sean graves las consecuencias a sufrir.

El presidente AMLO presume asiduamente las remesas que ingresan al territorio azteca y pocas veces se dedica a mencionar los costos dramáticos de tales recursos que fortalecen la economía nacional.

El éxodo de mexicanos a Estados Unidos sigue incontenible y la administración Biden la ha elevado a emergencia humanitaria. En 2021 se batieron todos los récords de cruces ilegales a EU al haber sido detenidas un promedio de siete mil personas cada día, por lo cual el gobierno de aquel país insiste en el “no vengan” y el régimen de la Cuarta Transformación le apuesta a la estrategia de reducir la pobreza como herramienta para detener la emigración.

Y mientras se ponen de acuerdo en decisiones bilaterales eficientes, en Texas se manifiestan las crueles derivaciones de políticas públicas fallidas.

LEER MÁS: Hay dos mexicanos involucrados en tráfico y muerte de migrantes en Texas

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo