Seguridad

¿Qué sucedió en el Cereso? Autoridades ocultan la verdad tras el 11 de agosto

‘Desnudar lo que haya pasado en el Cereso y dar un informe a los ciudadanos sería tanto como alebrestar una vez más esto’, dijo el alcalde Cruz Pérez Cuéllar

Por La Verdad Juárez

A cinco días de la reyerta ocurrida dentro del Centro de Reinserción Social (Cereso) número 3, que desató la jornada violenta del pasado 11 de agosto, las autoridades ocultan qué sucedió en el penal y cuáles son las causas gestadas en su interior que derivó en los ataques y balaceras en las calles de Ciudad Juárez, con 11 personas asesinadas.

Hasta ahora el encargado del sistema penitenciario de Chihuahua, Luis Alfonso Harris Arrondo, ha guardado silencio y la Fiscalía de Chihuahua asegura que investiga los hechos.

Cuestionado sobre qué sucedió en el Cereso, Cruz Pérez Cuéllar, presidente municipal de Ciudad Juárez dijo este lunes que “desnudar lo que haya pasado en el Cereso y dar un informe a los ciudadanos sería tanto como alebrestar una vez más esto”.

LEE MÁS: En Ciudad Juárez aumenta a 11 la cifra de muertos por ola de ataques

“No sería responsable el querer abrir un informe”, indicó en su conferencia mañanera que ofrece los lunes, donde fue cuestionado sobre el derecho de los ciudadanos a conocer el móvil de la reyerta en el Cereso que culminó en una tragedia que enlutó a familias de 11 personas.

Sin embargo, dijo que la riña que generó la jornada violenta debe llevar la Fiscalía de Chihuahua a poner atención especial en el Cereso.

“Estos hechos tan lamentables obligaron a que la Fiscalía del Estado pusiera una especial atención en el Cereso… creo que eso nos va a ayudar, algo estaba funcionando muy mal ahí, tan mal qué se derivó en esta tragedia”, explicó sin abundar en más detalles.

El presidente municipal Cruz Pérez Cuéllar. Fotografía: Gobierno de Ciudad Juárez

Funcionarios federales señalan que la confrontación a balazos en el Cereso fue por el control interno del penal, desde donde se fraguan actividades ilícitas que se cometen en el exterior, como los mismos ataques perpetrados el 11 de agosto en contra de la población civil.

Incluso, señalan a los Mexicles, uno de los grupos que opera en esta frontera y que se alió con el cártel de Sinaloa, como el que generó el brote de violencia que luego se replicó en el exterior.

Sin embargo, hasta ahora el Gobierno del Estado, instancia encargada de la administración de los 11 penales existentes en la entidad, a través de la Dirección General del Sistema Penitenciario, Prevención y Reinserción Social, hasta ahora no ha dado a conocer el motivo de la riña ni cómo personas armadas burlaron los sistemas de seguridad para asesinar a personas de grupos rivales.

LEER MÁS: Narcobloqueos: la mala costumbre de los narcos en México

En sus primeras declaraciones sobre este hecho, Roberto Fierro Duarte, fiscal general del estado, hasta se rehusó incluso a identificar a los grupos delincuenciales involucrados en los hechos para evitar “hacerles publicidad”, argumentó.

Debido a esta situación, diputados del Congreso de Chihuahua exigieron este lunes la comparecencia del fiscal Roberto Fierro Duarte, el encargado del sistema penitenciario de Chihuahua, Luis Alfonso Harris Arrondo y el secretario Seguridad Pública Estatal, Gilberto Loya Chávez.

“Tenemos un centro de readaptación social con muchísimas deficiencias, sin revisiones periódicas efectivas, con sobrepoblación, un tortuguismo judicial que abona a la sobrepoblación en los penales y eso hace que lamentablemente, como ocurrió el jueves pasado, los conflictos en el interior del penal se reflejen inmediatamente fuera de él con consecuencias muy trágicas para la población”, dijo Edin Cuauhtémoc Estrada Sotelo, al dar lectura al posicionamiento de los diputados de Morena en el Congreso.

“No puede separarse el motín que se generó en el CERESO NÚMERO 3 de ciudad Juárez del Jueves Negro” afirmó para luego lanzar una serie de cuestionamientos a los que se deben dar respuesta:

¿Cuáles fueron las causas que lo originaron? ¿Por qué se perdió el control del penal? ¿Cómo es que los reos contaban con armas de fuego al interior del reclusorio? ¿Quién controla el penal? ¿Qué ha hecho la autoridad penitenciaria en favor de la seguridad y control del penal, si desde que tomó posesión esta nueva administración conoce los antecedentes de ese centro? ¿Qué medidas tomará la titular del Ejecutivo ante las evidentes omisiones (de quienes tienen a su cargo el mando formal del penal)?

La diputada panista Georgina Bujanda, presidenta del Congreso coincidió en la necesidad de extender la solicitud formal de las comparecencias de funcionarios estatales sobre la situación del Cereso, sin perder de vista la responsabilidad y las omisiones de la Federación.

***

Desde la Ciudad de México, en una conferencia del Gabinete de Seguridad del Gobierno Federal organizada para hablar de los hechos violentos ocurridos en Guanajuato, Jalisco, Chihuahua y Baja California, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, dijo que la jornada violenta en Ciudad Juárez se trató de un asunto local.

“El caso de Ciudad Juárez, responde a un patrón más de carácter local entre organizaciones o grupos muy arraigados en Juárez, que siempre que hay algún evento en centros penitenciarios hacen reacciones”, explicó.

La respuesta criminal, esta vez, fue evidentemente mayor y muy lamentable que hayan emprendido acciones en contra de la población civil, pero varios de los perpetradores ya están detenidos y sometidos a la autoridad correspondiente; seguramente habrá más, mencionó.

Agregó que los delincuentes mataron a 11 personas, lo que respondió, en un primer momento, a una disputa entre 2 facciones criminales del Cereso 3 de Ciudad Juárez, donde el grupo de los Mexicles irrumpió y agredió a grupos de civiles.

El funcionario aseguró que hay 12 personas detenidas con relación a esos hechos, los que fueron consignados ante la Fiscalía General del Estado (FGE), pero que seguramente se les harán cargos del fuero federal. Hasta ahora la fiscalía solo ha presentado a seis detenidos ante un tribunal e informó de otra persona arrastada y que se encuentra hospitalizada.

En la actualidad, siguen en curso diferentes acciones para arrestar a más involucrados, lograr su vinculación a proceso y obtener sentencias ejemplares por diversos delitos, como tentativa de homicidio, uso de armas de fuego exclusivo del Ejército y otros que el Ministerio Público, como representante social, les imputará ante los jueces correspondientes.

Desde el viernes pasado, Mejía Berdeja declaró que el objetivo de los Mexicles, eran los Chapos.

El general y secretario de Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, declaró que el 11 de agosto se generó en el Cereso un enfrentamiento entre integrantes del cártel del Pacifico y cártel de Juárez por el control de actividades ilícitas dentro del penal.

A consecuencia de esa riña, agregó, se generó la reacción de las organizaciones criminales quemando vehículos y negocios, así como agrediendo a balazos a la ciudadanía.

Mencionó que se buscó distraer a las autoridades para que no estuvieran concentradas en el penal y atendieran los conflictos generados en las calles.

El Gobierno Federal tiene una Fuerza de Tarea Conjunta México, conformada por la Guardia Nacional y el Ejército con 2 mil elementos que están disponibles para apoyar a los estados y, en las regiones militares, se cuenta con la Fuerza de Tarea Regional, cada uno con 300 a 500 hombres para actuar donde se requiera; cada grupo atiende a 1, 2 o 3 entidades, informó.

En Ciudad Juárez, dio a conocer, se desplegaron a lo largo de este año 1 mil elementos de la Fuerza de Tarea Conjunta México, 300 de tarea regional, 4 mil 865 elementos del Ejército y 796 de la Guardia Nacional, un total de 6 mil 961.

Horas antes, en su conferencia matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declaró que durante las jornadas violentas hubo más pérdida de vidas humanas en Ciudad Juárez, lo que resulta muy lamentable porque fue población inocente, personas que no estaban metidas en actividades ilícitas.

“Ahí sí dispararon a la gente, muy lamentable, no se había dado eso”, dijo.

***

Desde 2019, las autoridades de Chihuahua saben que grupos criminales controlan el penal de Juárez y que desde ahí ordenan ataques, como el del jueves anterior.

Los reos poseen las llaves para acceder a ciertas áreas del penal, dio a conocer la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Chihuahua, en su Diagnóstico del Sistema Penitenciario, de Reinserción Social y Preventivo 2019.

Existe el antecedente de que en noviembre de 2019, una revisión al interior del penal provocó al menos medio día de actos criminales con 10 personas asesinadas, seis civiles heridos, 15 vehículos incendiados (10 de transporte público) y que balearan a un edificio de gobierno, indican informes de la FGE.

En esa ocasión, funcionarios estatales declararon que fueron Mexicles los responsables de las agresiones para distraer del operativo de revisión.

Incluso la gobernadora, María Eugenia Campos Galván, dijo en febrero pasado ante López Obrador que varios crímenes cometidos entonces fueron ordenados desde dentro del reclusorio y que tenían que ver con la pugna entre dos cárteles por el tráfico de cristal en Juárez.

LEE MÁS: ¿El Cártel de Sinaloa en la narcoguerra? El viejo equilibrio procede a desestabilizarse

La CEDH informó en su Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2021, que prevalecían condiciones de hacinamiento y sobrepoblación, insuficiencia de personal de seguridad y custodia y presencia de actividades ilícitas en el Cereso 3.

Nota de la Redacción: Esta información fue actualizada con datos de la autoridad.

***

Este contenido fue publicado originalmente por La Verdad Juárez. Puedes consultar el original aquí.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo