Negocios

La inflación no es homogénea, ¿En qué nivel se ubica Sinaloa?

Así como el impacto de la inflación no es igual para todos los países, en México no afecta del mismo modo en los 32 estados, ni en todos los niveles salariales.

DISEÑO: César Hernández

DISEÑO: César Hernández

La inflación se ha convertido en una de las principales preocupaciones para la economía mundial. Según un análisis del Fondo Monetario Internacional (FMI), la magnitud del aumento de la inflación ha tomado por sorpresa a los bancos centrales y a los mercados, y las perspectivas de inflación siguen marcadas de gran incertidumbre.

Este fenómeno, que solía ser una dificultad específicamente de las economías de bajos ingresos o con serias crisis económicas, se ha convertido en un problema público generalizado, sin embargo, el impacto de la inflación no es igual para todos los países, en México, del mismo modo, no es igual en los 32 estados, por tanto, las afectaciones no son uniformes.

Los principales aspectos de política económica, la evolución y perspectivas de la economía, así como los factores que modulan el ciclo económico son distintos por áreas geográficas, de modo que la inflación no es homogénea. En México, la inflación anual para la primera quincena de agosto fue de 8.62 por ciento.

LEER MÁS: Entre fiado, genérico y ‘a granel’ mexicanos superan la inflación

Según el semáforo nacional elaborado por México, ¿Cómo Vamos?, durante la primera quincena del octavo mes de 2022 Sinaloa se ubica por encima de la media nacional en esta cifra con 9.2 por ciento, pero está en naranja porque no es de las entidades más elevadas, se ubica en el onceavo lugar. Durante este periodo, los estados con mayor inflación anual en el país fueron Oaxaca (10.2%), Campeche (10.1%), Baja California (10%), Chihuahua (10%) y Michoacán (9.9%).

Semáforo nacional de inflación anual

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelan que Sinaloa se ubica en el tercer sitio de las entidades federativas en las que el  Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) alcanzó las mayores variaciones en el periodo antes mencionado, por el orden del 0.69 por ciento quincenal. De manera desagregada, es Culiacán la ciudad que se toma como referencia para determinar el índice.

Al cierre de julio de 2022 Sinaloa se posicionó en el segundo lugar de las entidades federativas en las que INPC alcanzó mayor variación, con 1.13 por ciento, por ciudad, Culiacán se ubicó en el cuarto lugar.

El economista Rafael Figueroa Elenes explicó que la mayor inflación en ciudades como Culiacán, se puede deber, entre otros factores, a la existencia de un mayor costo de vida, a los hábitos de consumo, o bien, no se descarta la posibilidad de que la voracidad y la intención de aprovechar la coyuntura para obtener mayores ganancias puedan ser mayores en algunas regiones del país.

“Podría ser en Culiacán donde se concentren los mayores gastos y consumos en productos o servicios con mayor inflación, como podrían ser alimentos, bebidas, transporte o actividades de ocio. Podría también que ver con el hecho de que los costos de transporte y traslado de productos hacia esta región del país sean más altos, por estar más lejos de los centros de abastecimiento”, detalló el doctor en ciencias económicas.

Impacto por nivel salarial

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la inflación en la canasta de consumo ha sido mayor para los hogares de menores ingresos desde hace un año, agosto de 2021. Desde entonces, no solo se ha observado un incremento en las tasas de inflación, sino que también se ha ampliado la brecha entre el incremento en costos para hogares de bajos y altos ingresos.

Las familias que perciben un ingreso mensual de 3 mil 313 pesos, en promedio, padecen de un incremento en el precio de su canasta de consumo por el orden del 8.74 por ciento anual, mientras que aquellas con ingresos promedio mensual de 54 mil 427 pesos el aumento en el costo de la canasta de consumo es de 7.48 por ciento.

“Los hogares de menores ingresos destinan una mayor proporción de su gasto a la adquisición de bienes cuyos precios han subido más durante el último año, por lo que el impacto de la inflación es más fuerte para sus canastas de consumo”, señaló el Centro de Investigación.

Según el IMCO, la composición de las canastas de consumo de los hogares mexicanos resulta en una disparidad en las presiones inflacionarias que enfrentan, ya que la canasta de consumo de hogares con bajo nivel de ingresos (decil 1) se concentra más en bienes de consumo básico como alimentos y bebidas, que enfrentan incrementos pronunciados en precios, es decir, dedican 7.2 por ciento de su gasto a verduras, legumbres y semillas, productos con inflación anual de 13.1 por ciento en abril 2022.

En tanto a los hogares con mayores ingresos (decil 10) dedican más recursos al pago de servicios de educación, cuidado de vehículos y comunicaciones, donde los precios han aumentado en menor medida (o incluso caído), por lo que el impacto de la inflación sobre su gasto ha sido menor, un 9.8 por ciento del gasto total, servicios donde el incremento anual en los precios fue de solo 3.2 por ciento.

LEER MÁS: ¿Inflación? “Hay que observar los cambios en la base monetaria”

Según el Consejo Nacional de Evaluación Política de Desarrollo Social, como consecuencia de la inflación el costo de la canasta alimentaria urbana incrementó 12.8 por ciento, de tal manera que actualmente una familia necesita dos mil 47 pesos con .89 centavos para adquirir los 47 productos que la integran; en tanto a la canasta alimentaria rural registró un incremento anual de 13.2 por ciento, es decir, se requieren mil 566 pesos con .95 centavos para poder comprar los 44 productos básicos.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo